jueves, 15 de octubre de 2015

Presencia de Energías Negativas en el Hogar


"La energía no se crea ni se destruye, tan sólo se transforma".
("Ley de Conservación de la Energía"
- Antoine Lavoisier-)



La energía se mueve dentro y fuera de nuestro cuerpo. Cuando hay energía negativa en un ambiente, nos afecta  directamente pues atraviesa nuestras células, y eso puede ser un factor determinante para que las malas influencias se peguen a nuestro espíritu, mente o a nuestro cuerpo. Pero, también, existen factores externos que producen ondas energéticas nocivas que pueden alterar la vida de los habitantes de una casa.
En ocasiones notamos que nuestro hogar está denso, como cargado de algo que no percibimos, pero sí sentimos sin poder advertir la razón. Esto se debe a la carga de energías negativas que se han acumulado en él. Muchas personas comentan no sentirse cómodas en su propio hogar; algunas indican que se sienten deprimidos o como oprimidos al encontrarse en ellas, cuando debería ser justamente al contrario, incluso algunas llegan a enfermar ellas o sus mascotas ya que suelen tener una mayor capacidad de percepción que los seres humanos de este tipo de energías.
Existen diferentes razones por las que una vivienda se carga negativamente, la más básica es la suciedad y/o desorden en ella por largos períodos de tiempo, la acumulación de muebles y objetos viejos, rotos; su hacinamiento, especialmente si se trata de objetos que no se utilizan y se encuentran en las esquinas o si son de procedencia desconocida, por ejemplo retirados de contenedores de basura; los espejos antiguos o rotos y más aún si han sido testigos de actos violentos o de fallecimientos; la escasez de luz natural y luces artificiales de uso frecuente que den un aspecto lúgubre a las estancias en lugar de ofrecer claridad.
También el exceso de aparatos electrónicos hace que la casa se ensucie energéticamente, como los ruidos que producen, por ejemplo radios o televisores a un volumen elevado.
Otras razones pueden ser que en ella haya habitado alguien con una larga enfermedad, que se hayan producido diferentes fallecimientos pero la principal es cuando se repiten interminables peleas, gritos, muestras de violencia, asesinatos, robos o suicidios; también los problemas familiares como la escasez de dinero u otras circunstancias difíciles, la falta de muestras de afecto, comunicación y diálogo entre sus habitantes o la sensación de tristeza y soledad.
Existen diversos factores que pueden producir acumulaciones de energía negativa en un lugar. Los más comunes son: fallas geológicas, ríos subterráneos, la red Hartmann, cañerías y pozos ciegos, campos eléctricos o electromagnéticos, radiaciones infrarrojas y la presencia de materiales radiactivos.
Además de éstas, que nuestra residencia este cargada negativamente, puede deberse a las propia energía negativa de alguno de sus ocupantes que va dejando sin saberlo su rastro energético impregnado en su hogar o si la vivienda fue ocupada previamente por otras personas y fueron ellas quienes la dejaron sucia de energías, tanto como si en ella se han realizado prácticas o rituales de magia negra o brujería, los cuales siempre resultan muy peligrosos en cualquier sentido que puedan analizarse.
Existen diversos factores añadidos que pueden producir acumulaciones de energía negativa en un lugar. Los más comunes son: fallas geológicas, ríos subterráneos, la red Hartmann, cañerías y pozos ciegos, campos eléctricos o electromagnéticos, radiaciones infrarrojas y la presencia de materiales radiactivos.
Estas razones son sólo algunas de las causas que pueden provocar acumulación de energía negativa al interior del hogar y que puede afectar a sus moradores tanto en salud, alteraciones de la conducta, peleas, divorcios, escasez, pesadillas, etc.


CÓMO DETECTAR LA PRESENCIA DE ENERGÍAS NEGATIVAS EN EL HOGAR

Cuando notemos sensación de densidad o negatividad en nuestro hogar resulta muy conveniente realizar una limpieza energética sobre  ella, aunque siempre resulta aconsejable realizarla periódicamente, al igual que se hace una limpieza física de forma cotidiana.
Para determinar si nuestro hogar está cargado de estas energías, los expertos mencionan ciertos indicios a los cuales hay que poner atención:
· Mal olor sin causa aparente.
· Sentir frío en el lugar.
· La casa parece sin vida, fría, apagada o triste.
· Las plantas enferman.
· Los artefactos eléctricos se averían
· Roturas y pérdida de objetos frecuentes.
· Quienes habitan el lugar pelean constantemente, se sienten deprimidos o con cambios de conducta.
· Mala salud y enfermedades de manera regular.
· Cansancio extremo, imposibilidad de descansar bien.
· Exceso de humedad en paredes aunque se repare.
· Presencia de insectos en el interior de la vivienda.
· Animales inquietos o que enferman.
· Desequilibrios constantes en la salud física y emocional.
· Se debilita el sistema inmunológico.
· Insomnio.
· Dolores de cabeza intensos.
· Depresión, nerviosismo, intranquilidad e hiperactividad en algunas personas.
· Sensación de ser observados.
· Opresión en el pecho, dolores de espalda.
· Niños o bebés que lloran mucho o se muestran incómodos sin estar enfermos ni sin razón aparente.
· La economía se deteriora o surgen bloqueos en la prosperidad.
· Robos o problemas constantes.
· … … …
Si alguien está expuesto por mucho tiempo a influencias energéticas nocivas, se descompensa su campo magnético externo, sus células se despolarizan y no trabajan en relación armónica; lo que deriva en múltiples trastornos.
Para detectar campos energéticos se pueden utilizar dos instrumentos básicos de radiestesia: el péndulo y las varillas. El péndulo y las varillas son amplificadores de ondas bioenergéticas. Cada persona posee una forma de energía alimentada por fuerzas cósmicas y telúricas. La bioenergía es una energía muy sensible y se pone en contacto con las otras manifestaciones energéticas que actúan en el medio. Al sintonizarse con los instrumentos, la persona les transmite sus percepciones y éstos actúan como amplificadores de esas vibraciones, moviéndose y oscilando. Cada radiestesista usa sus propios instrumentos y ha de establecer un código. Por ejemplo, si el péndulo gira en el sentido de las agujas del reloj, la respuesta es “” y, si gira en sentido contrario, es “no”. Lo mismo sucede con las varillas: si se unen es “no” y, si se separan, es “” o viceversa. Cada código es personal, debe establecerlo.
En este artículo vamos a tratar de localizar los puntos energéticos negativos de una vivienda a través del uso del péndulo.
Ya que el tipo de suciedad para la que está indicada la limpieza energética no puede verse, aunque algunas personas pueden sentir su vibración con cierta facilidad, podemos recurrir a diversos productos y métodos para determinar la necesidad de efectuar una limpieza. Un modo de diagnosticar la necesidad de una limpieza es a través del Biometro de Bovis. Si la medida de la vibración de un espacio es baja, una limpieza puede estar indicada, pero la baja vibración también puede deberse a otros factores como corrientes telúricas u otro tipo de perturbaciones, por lo que habrá que asegurarse que la debilidad energética de un lugar no se debe a otras condiciones relacionadas con aspectos más físicos o materiales, que las que se pretenden resolver con las limpiezas energéticas.

Uso de la Radiestesia para Localizar Energías
Otro modo de detección de la presencia de suciedad energética es a través de la radiestesia, con el empleo de un péndulo y una batería de preguntas. Pero para ello hace falta saber utilizar la técnica del péndulo. Así que el modo más sencillo y asequible es observar los acontecimientos producidos en la casa y recurrir a hacer una limpieza, cuando se entienda que está cargada de tensiones, de estrés, de sufrimiento, de desacuerdos, de pensamientos, de gestos o de palabras negativas.
La radiestesia es una pseudociencia basada en la afirmación de que los estímulos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones de un cuerpo emisor pueden ser percibidos y, en ocasiones, manejados por una persona por medio de artefactos sencillos mantenidos en suspensión inestable como un péndulo, varillas o una horquilla que, supuestamente, son amplificadores de ondas bioenergéticas. Cada persona posee una forma de energía alimentada por fuerzas cósmicas y telúricas. La bioenergía es una energía muy sensible y se pone en contacto con las otras manifestaciones energéticas que actúan en el medio. Al sintonizarse con los instrumentos, la persona les transmite sus percepciones y éstos actúan como amplificadores de esas vibraciones, moviéndose y oscilando. Cada radiestesista usa sus propios instrumentos y ha de establecer un código. Por ejemplo, si el péndulo gira en el sentido de las agujas del reloj la respuesta es “” y, si gira en sentido contrario, es “no”. Lo mismo sucede con las varillas: si se unen es “no” y si se separan es “”, o viceversa. Cada código es personal y debe ser establecido por el radiestesista.
En este artículo vamos a tratar de localizar los puntos energéticos negativos de una vivienda a través del uso del péndulo.

El Péndulo y su Uso para Detectar la Presencia de Energías
Un péndulo consta de:
1. Una plomada: se sugiere que su peso sea manejable.
2. Una cuerda: se sugiera que sea metálica. Su largo máximo de 25 cm. Los de tela no son buenos conductores de energías ionizadas.
3. Esfera superior: su única función es para el agarre.
Un péndulo se puede fabricar de forma doméstica o se puede adquirir en tiendas de minerales y tiendas esotéricas.
Para fabricarlo, basta conseguir un cordel, bien de algodón o una cadena metálica. Se ata a un cairel de cristal de lámpara, una plomada o a cualquier objeto puntiagudo. Los componentes de un péndulo nunca deben estar compuestos por plástico.
Para detectar energías negativas en una vivienda se debe ir pasando éste por diferentes puntos de cada una de las estancias, sosteniéndolo por el hilo y dejándolo suspendido sobre el lugar que a explorar.
Los vórtices pueden provenir de diversas partes del suelo. Son acumulaciones de energía que, por su elevada radiación, resultan negativas para la salud. Se detectan por el movimiento del péndulo. Si el lugar está limpio de energías, el péndulo deberá permanecer inmóvil, por el contrario, si éste se mueve en cualquier dirección será señal de que en ese punto existe una energía que no debería estar en él y que deberá ser eliminada como más tarde se indicará.
Existen diferentes opiniones de cómo interpretar si la energía es positiva o negativa en función de la dirección de movimiento del péndulo. La más extendida cree que si el péndulo se mueve en formando círculos en sentido contrario a las agujas del reloj, se trata de la presencia de una energía negativa, mientras que si se mueve en círculos en sentido de las agujas del reloj, la energía será positiva. En cualquier caso, el punto a determinar debería estar libre de cualquier presencia y por ello, lo correcto sería que el péndulo permaneciera estático.
Se puede comenzar situándolo en la zona central de la habitación y determinar presencia de movimiento del péndulo; si se mueve, ya nos estará indicando la presencia de energías “tóxicas”, pero el hecho de permanecer inmóvil no significará necesariamente que no esté presente. Por ello, y para confirmar los puntos exactos de localización de la misma, nos iremos situando en diferentes lugares de la estancia para confirmarlo. Estos puntos, inicialmente se pueden seleccionar al azar o donde nuestra intuición nos dice dónde puede estar presente para proceder posteriormente a la limpieza de los mismos.
Es importante prestar especial atención a los lugares donde haya más acumulación de objetos o aparatos electrónicos, así como a las esquinas y los rincones donde puede acumularse más polvo, pelusas y suciedad en general. Igualmente, conviene fijarse en los puntos donde se suelen situar los habitantes de la casa, por ejemplo, mesas, lugares de trabajo, asientos, camas y, en éstas, es importante la cabecera.

CÓMO NEUTRALIZAR LAS ENERGÍAS NEGATIVAS EN EL HOGAR
Para revertir la carga energética negativa, hay varios métodos, pero, sin duda, el principal consiste en mantener la limpieza y el orden de forma continuada en la vivienda, evitando la acumulación de polvo y pelusas, principalmente en rincones y esquinas, tanto como ventilar las dependencias de la vivienda, permitiendo la renovación del aire interior y con ello los malos olores; del mismo modo, se debe permitir la entrada de la luz solar para eliminar las energías estancadas. Otro es correr los muebles u objetos del lugar, también retirar los aparatos eléctricos de dormitorios y otros sitios muy frecuentados, así como evitar que la cabecera de la cama esté encima de desagües. 
Existen además algunos elementos específicos de radiestesia. Uno de ellos es ubicar sobre la zona del vórtice una malla de cobre; otro es colocar bajo el colchón un trozo de cuero de color azul. También, se puede acudir a diseños psicotrónicos protectores.
También resulta efectiva la aplicación del Feng Shui o la realización de sencillos, pero efectivos, rituales y recetas, algunos de los cuales se describen en este artículo.
La tradición dice que los mejores días para hacer rituales hogareños de limpieza o de protección, como encender velas de petición o en beneficio de otros, son los martes, jueves y sábados. En cualquier caso desaconseja realizar estas actividades en domingo. El domingo es un día sagrado en el cual no deberíamos realizar trabajos de ningún tipo. Es el día de descanso, y para los creyentes, el día del Señor.
Para realizar une limpieza energética, lo conveniente es escoger un día que este soleado. De esta forma la energía yang del sol podrá vigorizar el hogar, pero en caso de que llueva también se puede hacer la limpieza.
Otra cosa que se dice tradicionalmente es que a la hora de hacer una limpieza energética es importante llevar la cabeza cubierta con un pañuelo. Algunas personas, entendidas en la materia, incluso recomiendan poner unas gotas de agua de colonia en el pañuelo, a fin de proteger a la persona que realiza la limpieza. Esto no tiene nada de extraño, pues cuando procedemos a realizar una limpieza a fondo en el plano físico y material de una casa, si no queremos resultar manchados también debemos cubrimos la cabeza.
En realidad, cuando emprendemos la limpieza física de una casa que ha estado cerrada mucho tiempo o hace mucho que no se limpia, procuramos ponemos una ropa especial y usar guantes para no destrozar nuestra ropa habitual y manchamos lo menos posible. Al finalizar la tarea procedemos a ducharnos o a bañamos para refrescarnos y eliminar cualquier suciedad que haya podido filtrarse. Pues de este mismo modo se debe proceder al realizar una limpieza energética, para simbolizar que nos protegemos de la suciedad invisible que no podríamos ver cómo nos ensucia. Del mismo modo que los profesionales de la limpieza se ponen un mono o una bata para llevar a cabo su trabajo, algunas personas expertas en temas de energías sutiles utilizan túnicas blancas para efectuar las limpiezas. Pero, en realidad, puede ser suficiente ponerse guantes, de cualquier tipo, aunque los desechables resultan muy apropiados para esta labor, un pañuelo blanco en la cabeza y unos calcetines blancos de algodón. Con respecto al resto de la vestimenta lo más importante es quitarse el atuendo una vez completada la limpieza energética y echarlo a lavar, y del mismo modo que nos aseamos después de hacer la limpieza física de un lugar, también es vital concedemos una ducha o baño personal a este nivel energético.

Antes de proceder a la limpieza energética propiamente dicha, será necesario realizar una limpieza material al modo que acostumbre. A la hora de hacer una limpieza energética es importante tener en cuenta que debe hacerse de dentro hacia fuera, es decir del fondo de la casa hacia la parte más exterior.
La limpieza energética de un lugar no se considera acabada hasta que el lugar haya quedado completamente ventilado, por lo que tras llevar a cabo cualquier ritual de limpieza debe procederse a abrir las puertas y ventanas y dejar pasar un periodo de tiempo razonable para que haya sido aireado. En este sentido, es mejor realizar las limpiezas por la mañana para que pueda entrar el sol junto con el aire, una vez acabada la tarea. También es conveniente quedarse fuera de la casa durante este periodo de ventilación. Por último, hay que tener en cuenta a la hora de realizar una limpieza energética el propósito que se persigue, la intención y la motivación que hay detrás de nuestros actos, e incluso según las creencias de cada uno puede acompañarse la limpieza con oraciones, mantras o afirmaciones.
Las limpiezas energéticas se aplican de forma general al global de una casa en el continente y en el contenido y las parciales se aplican a las habitaciones o a determinados objetos. Es conveniente hacer limpiezas profundas, al entrar en una casa nueva y después de hacer obras, o cuando por los sucesos acontecidos en la casa se crea conveniente. Las limpiezas de mantenimiento de toda la casa o de partes de ella o de objetos y muebles se pueden realizar cuando se introduzcan objetos nuevos o cuando se crea conveniente, pero se recomienda hacer al menos una limpieza de mantenimiento al año e idealmente una al comienzo de cada estación.

Uso de Alimentos y Especias
El agua es un elemento purificador por excelencia, el más simple y vital de todos y constituye el principal componente de cualquier fórmula de limpieza energética de personas o ambientes.
¿Quién no ha tirado un puñado de sal sobre el hombro izquierdo para prevenir la mala suerte? Estoy convencida que toda persona supersticiosa lo ha hecho, incluso entre las que no lo son, seguro que más de una lo ha hecho en prevención de poder resultar cierta tal creencia.
La sal es mucho más que un ingrediente de cocina, absorbe y cambia las energías negativas, alejándolas y transmutándolas.
Desde la antigüedad, la sal es uno de los elementos más poderosos para proteger, limpiar, purificar y deshacer males. Su benéfico uso en la alimentación como conservador de los alimentos, pronto se trasladó al mundo de lo mágico, trasladando sus características protectoras y liberadoras. Ha tenido un profundo poder simbólico y se ha empleado como agente purificador y disipador de energías negativas. En todos los rituales para invocar espíritus, se trazaba un círculo mágico con sal, por la creencia que la persona permanecía protegida en su interior, ya que las entidades negativas no pueden atravesarlo, y si algún espíritu maligno lo intentaba, bastaba arrojar un puñado de sal para que desapareciera.
De aquí parte el efectivo uso de la sal para realizar este tipo de limpiezas, tanto de lugares como de las propias personas.
Uno de los sistemas de limpieza con sal consiste en la limpieza de suelos, puertas y ventanas añadiendo al agua de fregado agua con sal (siempre gruesa marina), o directamente, si se tiene al alcance agua marina. En el proceso de fregado de suelo sólo se deberá tener en consideración realizarlo comenzado por la zona más interior de la vivienda y siempre en dirección al exterior, finalizando en la puerta de entrada principal.
También se puede añadir al agua de fregado con sal, un chorrito de vinagre o el zumo de un limón y una infusión de salvia, ruda o romero.
Para las viviendas, también se puede arrojar un puñado de sal gruesa por cada una de las ventanas y puertas que dan al exterior de la casa.
Se puede colocar en las esquinas de las habitaciones medio limón y rociarlo con sal gruesa.
El vinagre es un elemento purificador que tradicionalmente se ha empleado para realizar las limpiezas de las iglesias. Los cítricos, en general, se destacan por sus capacidades para absorber la negatividad y la suciedad energética.
Dice el saber popular, que las ristras de ajos son excelentes protectoras, para evitar la presencia de seres invisibles perturbadores y energías sutiles desfavorables. Al laurel también se le atribuyen estas bondades, pero hay que tener en cuenta que cuando se utilizan especias y alimentos con fines protectores o limpiadores no deben ser ingeridos después.
Una vez limpia la casa, también se puede situar tras la puerta de entrada un recipiente con azúcar para endulzar con ella la vivienda y así no atraer negatividad que puede entrar por la puerta principal de acceso.



Uso de Hierbas y Plantas
Para la purificación de una estancia resulta imprescindible el uso de diferentes hierbas con distintas propiedades. Hay una gran variedad de hierbas muy buenas para ser utilizadas en la limpieza, algunas hierbas son de aroma más fuerte y otras más suaves y dulces, todas sirven y pueden utilizarse juntas. Sin embargo, quizás es mejor saber qué tipo de aroma dan para no llevarse sorpresas con aromas fuertes que pueden no agradar.
Como ejemplo de hierbas con aromas fuertes están la ruda (transmuta las energías), el romero (activa el cerebro y agudiza los sentidos), la lavanda (favorece la felicidad, el amor, el alcance de la paz interior y el estado de ánimo sereno y sosegado) o el alcanfor (sanea los espacios); mientras que como ejemplo de hierbas con olores más suaves y dulces se pueden mencionar el incienso (transmuta todo lo negativo en positivo), el sándalo (propiedades sedantes que favorecen la relajación y el bienestar físico y mental), el benjuí (elimina todas las malas intenciones), la mirra (calma los nervios) o la artemisa (aporta fuerza y ofrece protección).
La raíz de ruda es utilizada en casi todas las fórmulas de limpieza y protección tradicionales, pues se le atribuyen poderosos efectos contra las malas vibraciones.
El laurel es otro elemento culinario que también se puede utilizar, colocando unas hojas bajo los colchones. Molido y mezclado con sal gruesa y tres dientes de ajo triturados y secados al sol, también es efectivo y para ello, sólo es necesario mezclar los ingredientes con una cuchara de madera y recorrer cada ambiente del hogar, haciendo hincapié en las esquinas, espolvoreando puñados de la mezcla preparada y al día siguiente, limpiar el piso, juntando todo en la puerta de entrada, del lado exterior, recogiendo el polvo sobrante y tirando los restos por el desagüe, inodoro o cualquier lugar donde haya agua corriendo.
El laurel es un árbol noble y protector de mucha energía que atrae suerte, éxito y realización tanto material como espiritual. Siempre fue símbolo de inspiración divina y protectora. Por su agradable perfume, se consagró a los dioses del Olimpo. Según los antiguos, estimulaba los dones proféticos y la adivinación con hojas de laurel. Con sus ramas se hacía una corona que se ponía al adivino, después se echaba al fuego una rama seca y por el chisporroteo, el centelleo de las ramas y el humo, los adivinos obtenían presagios. Los griegos, se coronaban con sus hojas si al regreso del oráculo de Delfos, éste había sido favorable. En Roma se coronaba con él las cabezas de los dioses, pues creían que protegía contra el rayo. Quizás de esta tradición deriva la costumbre que tenían de quemar sus hojas para proteger las casas de los rayos los días de tormenta. Algunas de las columnas que se erigieron en la antigua Roma para conmemorar campañas victoriosas de los emperadores tenían decoraciones en forma de corona de laurel, tal es el caso de la Columna de Trajano. También se coronaba con él a los emperadores en señal de victoria, sabiduría y poder.
Se utilizan las hojas de laurel junto con el sándalo para deshacer maldiciones, quemándolo todo en un carboncillo. Otra cosa para lo que se utiliza es para enfocar deseos que quieran hacerse realidad, escribiendo la petición en sus hojas y luego quemándolas.
Una infusión de laurel y canela, digestiva, muy agradable de sabor, que ayuda a abrir la conciencia psíquica, se prepara con un litro de agua con una rama de canela y cinco hojas de laurel, dejándolo hervir durante 15 y se obtiene infusión para unas cuatro tazas.
La salvia ha sido considerada como sagrada desde la antigüedad clásica. Con ella se curaba, ya desde aquélla época,  diferentes enfermedades (problemas estomacales, afecciones de garganta, aclarar la voz y eliminar llagas). Los chamanes nativos de Norteamérica queman con frecuencia los tallos secos de la salvia, con ello entran en contacto con sus guías espirituales y espíritus protectores.
Las hojas de salvia se emplean en innumerables hechizos de dinero  y protección contra el  mal de ojo.  Un trozo de la raíz de salvia colocado debajo de la cama induce a tener sueños proféticos.
La salvia se ha empleado para alcanzar larga vida. Esto se consigue comiendo un poco a diario.  Sin embargo, para lograr este objetivo se requiere consumirla todos los días del mes de mayo.
Es importante efectuar unas advertencias relacionadas con este cultivo: primera, sembrar salvia en su propio jardín trae mala suerte; hay que buscar a un extraño que haga este trabajo. Segunda, un macetero lleno de salvia trae mala suerte, por tanto, hay que asegurarse que el macetero esté compartido por alguna otra planta.
Si se desea que algún deseo se haga realidad, se escribe sobre una hoja de salvia, esconde bajo la almohada y se duerme sobre ella durante tres noches. Si se sueña una vez con lo que se desea, el deseo se materializará; si no es así, se entierra la salvia para que no le pueda causar daño.
Un hechizo para limpiar el camino con el fin de atraer lo positivo y el amor consiste en triturar y poner en un recipiente un puñado de salvia con 2 litros de agua.  Dejar por 9 días al sol y realizar un baño con esta agua de pies a cabeza.  Igualmente, se puede utilizar un ritual para limpiar energías negativas mediante la quema de salvia (como en el caso de los inciensos) debe pasar de habitación en habitación para que el humo libere y limpie el ambiente.

Uso de Inciensos y Sahumerios
Quemar incienso es un modo efectivo y fácil de limpiar la energía estancada y negativa del hogar. Hacer esta limpieza con regularidad permite eliminar la energía pobre y débil, creando un lugar más auspicioso y limpio, beneficiando a todas las personas que habiten ese espacio.
Hay muchos inciensos y fórmulas ya preparadas para hacer limpiezas que pueden adquirirse; aunque también pueden ser elaboradas siguiendo las recetas tradicionales; algunas muestras de éstas son las siguientes mezclas:

· El incienso es un perfecto purificador de energías y es bueno utilizarlo con frecuencia en la casa.
· El enebro, el romero, el perejil, la artemisa, la ruda, la sal gorda y la sal fina se considera una fórmula muy eficaz para hacer una limpieza a fondo.
· La arenaria, la rompe piedra y la pimienta es adecuada para quemar cuando hay bloqueos y obstrucciones.
· El café molido, el cedro, el romero, la salvia y el tomillo, que al ser quemados, desprenden un humo que resulta un excelente protector.
· Tres cucharadas de hojas de olivo secas, una cucharada de romero y una cucharadita de bolas de incienso puro se emplea para eliminar lo negativo.
· La angélica es una hierba muy empleada en las quemas de limpieza energética y puede mezclarse con romero e incienso o incluso con bayas de enebro.
· El copal se usa en limpiezas de lugares y personas como elemento protector y purificador, así como para potenciar rituales y hacer que sean más efectivos.
· El sagrado árbol del palo santo ofrece una amplia variedad de beneficios para la salud tanto física y espiritual, razón por la que seguidamente nos detendremos a hablar de él más ampliamente.
El palo santo es un remedio natural altamente requerido en diferentes países donde encender un trozo de madera es un símbolo de celebración de su sagrado aroma. Esta madera sagrada es curativa. Ha sido usado desde tiempos remotos y hace más de 400 años fascinó a los españoles. En la actualidad no deja de sorprender, ya que cada vez más se conocen nuevos usos y formas de aplicación. Es un recurso 100% sostenible y todas las partes del árbol son utilizadas de una u otra manera. Este árbol muere de forma natural y sólo después de 3 ó 4 años de haber caído es cuando manifiesta sus propiedades.
Hay muchos estudios realizados sobre esta madera sagrada y aquí hemos querido recopilar sus usos y beneficios basados en los mismos.

· Se utiliza para expulsar las energías negativas y atraer las energías positivas. Equilibra las energías, buscando y aumentando todo positivo.
· Ayuda a controlar las enfermedades actuales causadas por el estrés regalando paz y armonía. Eso es debido a sus propiedades de limpieza física y espiritual.
· Su aroma ayuda a profundizar en los momentos espirituales de  meditación y contemplación.
· Afrodisíaco: su cualidad terrosa y enigmática ayuda a mejorar la relación amorosa  y espiritual en las parejas. Se puede utilizar en el dormitorio para que las parejas tengan un momento más íntimo, amoroso y lleno de felicidad.
· Los chamanes lo usan en sus sesiones para limpiar y purificar ambientes contra malos espíritus, malas vibraciones y fuerzas negativas.
· Nos conecta con el amor humano aumentando la capacidad de dar y recibir.
· Propicia la meditación, ya que relaja la mente e induce una sensación de abandono. Es muy usado en prácticas de Yoga, Reiki, Aromaterapia...
· Relaja y transporta a un ambiente de paz y tranquilidad único.
· Alivia la tensión nerviosa.
· Elimina los conflictos domésticos.
· Se utiliza respirándolo para levantar el humor, quitar el estrés y contra el asma.
· El aroma del palito sirve como ahuyentador de mosquitos 100% natural, ideal para las habitaciones de los niños.
· Tiene propiedades antidepresivas, diaforéticas, diuréticas, depurativas, antirreumáticas, antisépticas y antihongos, entre otras.
· Ayuda a prevenir gripes.


Otro potente limpiador de energías es el copal. La palabra “copal” se deriva de “copalli”, vocablo náhuatl que se usa para referirse a una gran variedad de resinas que se utilizan como inciensos para distintos  rituales chamánicos y ceremonias de sanación. Existe una gran variedad de tipos de copal en el mercado: Blanco, negro, rojo, de primera, de segunda, de lágrima, etc. Esta resina viene de una familia de árboles conocida como Bursera. Se trata de árboles productores de copal y mirra. El copal se transforma en ámbar con el paso de millones de años, por lo que se considera que el copal es “ámbar joven”, y tienen cualidades vibracionales muy similares.
El copal es considerado como una resina sagrada y ha sido muy valorado desde tiempos ancestrales por los pueblos originarios de América como los mayas y los aztecas que lo utilizaban en rituales de ofrecimiento, agradecimiento, sanación etc. Los mayas consideran el copal dentro de las 3 cosas más valiosas y que sirven para ofrendar al mundo espiritual: copal, tabaco y cacao.

El copal tiene un ligero aroma a madera, a pino, a veces frutal y cítrico, parecido a la mirra. Es excelente para limpiar energías negativas o pesadas. Los pueblos ancestrales lo relacionan con la fertilidad y también es muy usado para preparar la habitación del parto. Es un excelente incienso para hacer cambios positivos. Tiene una poderosa y sutil energía de amor.  Trae armonía y paz cuándo se perciben vibraciones desagradables.

Para utilizarlo, simplemente, hay que encender la punta en un ángulo de 45 grados para evitar que el goteo de la resina pura queme la mano. Se pone las intenciones y una vez que la punta este roja, se apaga la llama y se deja que el humo haga su trabajo.

La resina de copal es excelente para sahumar. Si se siente que un lugar está lleno de negatividad, malas vibraciones o hay algún enfermo en casa, el copal limpia el lugar rápidamente y eleva la vibración al mismo tiempo. Si una persona se siente estancada en circunstancias presentes, el copal puede ser una verdadera ayuda para moverse hacia adelante en una dirección positiva.

Une la poderosa energía del sol con las propiedades transmutativas de la tierra. Es un poderoso y gentil sanador que remueve y transmuta energías negativas de todo tipo y de todos los niveles. Es un poderoso aliado para la salud espiritual, mental, física, energética y para las relaciones.

Abre y limpia todos los chakras. Trae protección y ayuda en la manifestación de las ideas en el mundo concreto. Puede usarse en el plexo solar para incrementar la confianza, traer claridad mental e incrementar la creatividad. Usado en el chakra corona ayuda a mantenerse atento y a entrar en profundos estados meditativos.

Despierta las habilidades psíquicas y fortalece el cuerpo áurico. También puede remover bloqueos energéticos y alinea el cuerpo físico con el etérico. Incrementa el estado de conciencia a nivel personal y de unidad con el universo. Se dice que el humo del copal sirve para comunicarse con el mundo espiritual; lleva nuestras palabras, pensamientos y sentimientos.

En la actualidad se le da una gran variedad de usos:
· Limpieza del hogar.
· Limpieza energética de personas.
· Limpiar y traer abundancia a negocios.
· En rituales chamánicos.
· En sesiones de terapia.
· Para agradecer al mundo espiritual.
· Meditación.
· … … …
En el siguiente video se describe cómo usarlo de una manera práctica y económica.



La forma de realizar la limpieza de una estancia con inciensos consiste en pararse en la puerta de la habitación y caminar por el lugar siguiendo el sentido de las agujas del reloj (porque simboliza el movimiento hacia adelante) y en cada esquina o rincón hará la señal de la cruz con el incensario, con un cono o una varita de incienso, hasta llegar nuevamente a  la puerta de la habitación; también se pueden trazar los símbolos reiki que se conozcan.  Cada vez que el incensario deje de emanar humo se vuelve a colocar  un poco más de cada una de las resinas nombradas.  Se sale de la habitación y se recorre de la misma forma la siguiente.  Se deben sahumar incluso el interior de armarios y cajones. Mientras se realiza esto se mantendrá en la mente y el corazón la intención y el pedido que se desee, por ejemplo:

· Que se abran las puertas de la abundancia y el bienestar económico.
· Que se despejen todos los caminos para lograr las metas deseadas.
· Que  proteja el hogar y a todos sus integrantes.

Cuando se llega a la puerta de entrada se realizan nuevamente las señales o símbolos utilizados en los diferentes lugares de la casa para limpiar y bendecir la puerta de entrada y salida.
Se vuelve a colocar, una pizca de cada una de las resinas en el incensario, se coloca al lado de la puerta de entrada y se deja que se consuma por completo, una vez apagado completamente se arrojan las cenizas en agua que corra.
Por último deben lavarse bien las manos dejando correr mucha agua fría en las manos y muñecas, y refrescar la frente y los ojos, quitándose simbólicamente toda posible negatividad que le haya quedado adherida; esto también se puede realizar utilizando alguna técnica Reiki, si se practica.

En estas peticiones, hay que tener siempre en cuenta el hecho de desear y solicitar el bien propio y para los demás
Existen muchas combinaciones efectivas para sahumerios. Algunas son:
· Clásico: Mirra, incienso y benjuí. Para invocaciones y para limpiar energías.
· Limpieza holística (física, mental, emocional y espiritual): Ruda, salvia y bayas de enebro. También ruda, salvia y artemisa o lavanda como sustitutivo de la artemisa.
· Para la alegría: Incienso, azúcar blanco y canela.
· Para purificación: Incienso, eucaliptus y bayas de enebro.
· Tras un fallecimiento: Corteza de ciprés, ruda y canela o incienso.
· Para mover energías estancadas: Romero, lavanda y salvia.
· Sobre el cuerpo: Se limpia el cuerpo con tres ramas de romero golpeando en las articulaciones y arrastrando la energía hacia la tierra.
· Para la abundancia: Naranjo, canela, romero, incienso, sándalo, azúcar blanco y lavanda.
· Especial para invocar ángeles o deidades: Incienso, mirra, benjuí, azúcar moreno, estoraque, clavo de olor y nuez moscada.





Uso de Aceites Esenciales
Otra alternativa es el uso de los aceites esenciales elaborados con aceite de eucalipto, sin contenido de agua o sintéticos. La Aromaterapia es un arte de curación y bienestar personal a través de los aromas de aceites esenciales de plantas. Los aceites puros pueden utilizarse en la preparación de cremas, lociones, champús, y también para sus más conocidas aplicaciones como baño de inmersión y en lámpara aromatizadora, para armonizar el ambiente de trabajo o el hogar o para sentirse bien a través de la piel.
La limpieza áurica y ambiental elaborada con aceites esenciales para limpiar y proteger ambientes y personas de cargas emocionales, ambientes pesados y tensiones nerviosas, contiene aceites de eucalipto, ruda, ciprés, clavo, limón, comino y geranio. Es un purificador de gran uso en espacios que requieren de limpieza energética; la ruda es un limpiador y renovador del ambiente, el comino es un limpiador áurico, el limón proporciona su cualidad limpiadora y el geranio su rico aroma.
La armonizador corporal y ambiental se elabora con aceites esenciales para generar estados de relajación y armonía. En personas calma el ruido mental y alivia el estrés. Contiene eucalipto, limón, sándalo, pino, benjuí, clavel, geranio y esencias minerales de cuarzo. Resulta excelente para equilibrar el sistema nervioso, limpiar energías estáticas y electromagnéticas, es un buen relajante, combate problemas de estrés y es un limpiador de energías nocivas.
Como Activador Energético, restablecen el contacto con nuestro conocimiento original. Purifican nuestros pensamientos liberándonos de cargas mentales. Ayuda a recibir luz de todo el espectro de colores, iluminándonos y protegiéndonos de influencias negativas. Se compone de una deliciosa combinación de Limón, naranja, árbol de té, cajeput, junípero y cedro. Es ideal para crear un ambiente lleno de limpieza por el aroma fresco del limón, combinado con el cítrico de la naranja y el aroma de la madera del cedro.

La esencia protectora diamantina se elabora con productos naturales y ecológicos, utilizando la alquimia para potenciar sus efectos, la información se transmite por el cuerpo energético o aura a la célula madre. Contiene una combinación de aceites de pino, clavo, limón, niaulí y bergamota; proporciona un aroma fresco, limpia y neutraliza el ambiente, es una excelente fórmula para inducir a estados de meditación y despertar la conciencia.

Para conocer más sobre la limpieza con aromaterapia, seguidamente se completa este tema con un enlace a una audición, de 42 minutos de duración, donde se detalla claramente cómo llevarla a cabo (Audio de Limpieza Energética con Aceites Esenciales).

Uso de Velas
Antes que existiera la electricidad, las velas era la forma de iluminación indispensable de cada hogar y hoy, pese a la evolución de las tecnologías, no hay casa donde no exista una, aunque sea como recurso decorativo olvidado en un rincón de la sala de estar, en plena ignorancia de su potente y a la vez sutil poder.

Relacionadas con el romanticismo y la decoración de espacios, estos antiguos cilindros de cera son fuente de energía y conexión con lo divino, no en vano son utilizadas en los rituales de todas las religiones. Las velas son potentes ofrendas y poseen distintas propiedades de acuerdo a sus colores. En ocasiones, la energía del hogar resulta demasiado yin, Esta es una energía estancada y densa. Seguro que se habrá notado a veces al entrar en una casa, sobre todo si en ésta residen ancianos, algo así como una opresión en el pecho; la sensación de que la casa se viene encima. Normalmente, esta sensación la achacamos a la decoración, la falta de luz, de ventilación, etc. Lo mismo sucede en determinados lugares de trabajo. En Feng Shui se considera que todo ese conjunto de cosas, junto a las vibraciones personales ha propiciado la energía yin.

Las velas son poderosas fuentes de poder en la Metafísica. La imagen de una pequeña llama encendida a partir de una mecha y cera fría ejerce una fuerte carga simbólica que ha recorrido generaciones y civilizaciones.

Icono representativo de la vida y la energía, las velas están presentes en las bodas, bautizos, hasta en los funerales, en los altares y templos de todas las religiones, en salas de meditación, en las prácticas de reiki, hasta en rituales esotéricos... En las iglesia siempre hay velas encendidas y es porque limpia la energía de toda la gente que va allí, porque hay gente que va a la iglesia sin creer en Dios, y va mal porque su energía no es limpia de corazón, pero las velas hacen que cuando estemos allí, notemos una paz interior que no se puede explicar.
La vela se usa en los rituales místicos para representar los cuatro elementos de la naturaleza. Una vela encendida pone en movimiento las fuerzas de la naturaleza. La luz de la vela representa el elemento fuego, como purificador de las energías. El contenido de la vela, la cera, encarna el elemento tierra, que se licúa connotando al elemento agua, para luego transformarse en gas, representando el elemento aire.

Una imagen clásica es la de una persona encendiendo un cirio en un templo religioso, como gesto de petición de un favor o milagro. Y es que las velas son las receptoras simbólicas de los pedidos que cada persona realiza de acuerdo a su fe y creencias, y se usan mayoritariamente como ofrenda para que los seres de luz, santos, maestros, ángeles o energías, concedan peticiones.

Se dice que es necesario que cada vez que se encienda una vela se haga con mucha concentración y respeto por todos los seres, ya que la mente es el primer emisor energético y esa voluntad es plasmada en la vela.

Nunca se debe encender una vela con un encendedor o mechero, siempre se ha de utilizar una cerilla de madera y al apagarla, nunca se debe soplar sino que se ha de apagar con los dedos humedecidos o con un apagador. Esto tiene relación con el ciclo de los cuatro elementos: fuego, tierra, aire y agua. El agua precede al fuego y el aire está apartado del fuego por la tierra. Por lo tanto, apagar una vela con aire sería romper ese ciclo  es como dejar escapar o expulsar parte de su energía y lo más importante es que el círculo  debe cerrarse al concluir un ritual. Esto sólo tiene una excepción: soplar las velas de cumpleaños, ya que al hacerlo se envía al Cosmos nuestros deseos formulados antes de apagarlas.

Con relación a la cerilla de madera, éstas proceden de los árboles y éstos tienen poderosas habilidades mágicas además de proceder de nuestra madre Naturaleza, los encendedores artificiales no poseen ésta habilidad esotérica, es como quitarle energía.

La materia prima de las velas es la cera, aunque también se utiliza parafina, resinas, aromatizantes, hojas de árboles, flores, y también esencias aromáticas. Pero son sus colores los que connotan distintas propiedades.

Mientras las velas arden, se pueden sahumar las habitaciones con incienso de sándalo o de la fragancia que más agrade e incite a la relajación.

Las velas son un instrumento muy utilizado en todo tipo de creencias y por supuesto también en magia. La mayoría de las recetas mágicas solicitan tener alguna vela. Los colores de las velas en magia son muy importantes pues atraen diversas energías y cualidades; por eso, siempre que se haga una ceremonia de magia con velas convendrá conocer las características de los colores de cada una de ellas a fin de escoger las más adecuadas:
Rojo
Este color es el utilizado en ceremonias o rituales relacionados con el amor, ya que tradicionalmente es el color del corazón. Pero el rojo también tiene otras cualidades como la salud y fortaleza física. También es muy utilizado para fomentar el valor en una persona que va a afrontar algún peligro e incluso es un color protector de las energías físicas y psíquicas. Es también muy utilizado para activar y regenerar cualquier cosa que esté estancada o que parece “muerta” y por supuesto también se asocia al triunfo. Es la energía guerrera que necesitamos en nuestra vida para afrontar grandes retos.
Amarillo
Es el color del intelecto por naturaleza. Una vela amarilla será utilizada para traer claridad de pensamiento, despertar el poder de la mente o las cualidades que ésta puede ofrecernos. Pero también es utilizada para llevar la alegría a alguien o algo, ya que al interpretarse como el color del sol, se busca con ella la vitalidad y ganas de vivir. Será pues una vela muy utilizable en casos de depresiones o tristezas. También se utiliza para suavizar comportamientos ariscos. En definitiva, allí donde haya que llevar luz y claridad mental, el amarillo será ideal.
Naranja
Una vela naranja recoge un poco de la energía de una roja y una amarilla. Es ideal para atraer la armonía y el estímulo a la vida, de manera que no se produzcan demasiados sobresaltos, pero impidiendo que la vida o lo que sea se estanque. Ideal como ayuda a tomar cualquier tipo de decisión, así como cuando se necesite adaptabilidad para abordar lo que se ponga enfrente. Además introduce una mezcla de alegría y serenidad muy útiles para que las cosas salgan bien. En el naranja se esconde una energía de atracción muy potente de manera que será muy útil para potenciar la petición.
Azul
Las velas de este color son totalmente aptas para llevar serenidad a algún asunto o persona. Incentiva cualidades espirituales como la sinceridad, la fe, la esperanza, el amor, la fidelidad, etc. Así que es ideal para calmar tensiones después de disputas, para arreglar una situación difícil entre personas, así como para conectarse mejor con el mundo espiritual.
Rosa
Es de una vibración superior al rojo porque se ha mezclado con el blanco. En este caso las velas rosas apelan al amor más sincero, el romanticismo, las cualidades divinas como la dulzura, serenidad y cariño. Es el color de la compasión y del amor divino. También es una buena vela para utilizar en ceremonias de salud ya que representa la belleza y la perfección. Activa los sentimientos y ayuda a ser mejores personas. Es una energía muy sutil.


Verde
Es el color de la fertilidad relacionado con la madre Tierra. Así que será muy útil para asuntos que necesiten una gran productividad o creatividad. Atrae el equilibrio a la mente, cuerpo y espíritu permitiendo forjar una importante estabilidad y seguridad casi inquebrantables. También es un color asociado a la salud de manera que podrá usarse para atraer o solucionar algún tipo de enfermedad sin reparos. Muy útil para aquellos que necesiten suerte o para ceremonias relacionadas con las finanzas.

Púrpura
Es el color que mezcla el rojo con el azul. Tradicionalmente las velas moradas se utilizan para atraer poder y prestigio al peticionario y utilizándola en cualquier asunto, especialmente financiero, se obtendrá un éxito rotundo. Por ejemplo es ideal para pasar una entrevista de trabajo o conseguir algo muy deseado. Pero hay que tener mucho cuidado pues debe evitarse caer en la tiranía o exceso de ambición.





Violeta
Es el color por excelencia de la energía, de la transmutación o transformación del pasado o viejas actitudes. Su poder curativo es muy importante así como es una vela que facilita profundamente la meditación y el desvelar de los misterios escondidos en el alma humana. Atrae a su vez también energías poderosamente sedantes con una mezcla de tristeza, así,  combinada con una vela amarilla o naranja se pueden obtener grades resultados. Se puede utilizar siempre que se quiera transmutar en algo mucho mejor alguna cuestión. Por supuesto es una vela protectora por naturaleza.
Plata y Gris
Es considerado tradicionalmente un color neutral por encontrarse entre el blanco y el negro. Por ello se suele utilizar cuando se intenta detener algún mal, para tomar decisiones desde una posición más madura, para ayudar a madurar a una persona. Una vela plata atraerá la energía de la noche y de la luna así que será posible utilizarla en rituales o ceremonias nocturnas para representar dicha energía. A su vez aporta serenidad y profundidad de pensamiento.



Marrón
Es un color asociado también a la tierra, especialmente cuando todavía no se ha sembrado. Apela a la solidez y seguridad de la misma y por ello puede ser utilizada para restaurar la confianza en uno mismo o en la vida. Pero hay que tener cuidado porque en su aspecto negativo pudiera atraer incertidumbre, así que, cuando se use, se debe especificar muy bien lo que se quiere, no sea que se obtenga un efecto contrario a la petición. Puede ser utilizada también en aquello que se quiera hacer más estable y firme como los negocios.
Blanco y Dorado
Son los colores de la pureza y la energía divina por naturaleza. Así que serán muy útiles cuando se quiera realizar una limpieza o se busque protección. Pero también ayudan a atraer energías positivas necesarias para la acción, así como favorecer en un individuo o relación las cualidades divinas de la verdad, sinceridad, inocencia, esperanza, sencillez, amor puro, etc. Además ambas velas suelen ser comodín para muchas cosas, especialmente la blanca por contener en ella todos los colores. Por eso la mayoría de ceremonias se pueden hacer exclusivamente con el color blanco para pedir cualquier cosa que se necesite, desde los aspectos más materiales a los más espirituales. Son las más recomendadas. Cualquier ritual con velas de colores puede ser acompañado de velas blancas.
Negro
Tradicionalmente es utilizada en magia negra, pero también se puede utilizar en alguna ceremonia de magia blanca como apelo a aspectos negativos que queremos que desaparezcan de nuestra vida o de una persona., pero también hay gente mala, que la utiliza para hacer daño. Las velas de color negro tienen muy mala fama y se cree que se emplean en hechizos malignos, pero también es cierto que las velas de este color, junto con las blancas, son las más poderosas para realizar limpiezas y depurar la negatividad de las estancias y de las propias personas. Por tanto, siempre que se utilicen para hacer el bien, no hay que tenerlas ningún miedo.
Al inicio de la limpieza energética mediante cualquier sistema, conviene encender una vela blanca, ya que representa la energía de fuego y ésta está asociada a la energía de la iluminación y la luz interior. La vela deberá colocarse en un lugar seguro pues conviene que se consuma por entero una vez prendida.

Para realizar un ritual con velas es necesario realizar un altar pequeño, el cual puede ser una mesa de madera, una caja de cartón el cual se cubra con un mantel o tela blanca.

Asimismo, antes de realizar un ritual, la persona que lo haga debe estar limpio tanto mental como físicamente, también estar relajado y tranquilo. En un ambiente adecuado y silencioso.

No se debe vacilar antes de efectuar el ritual, lo más importante es mantener la convicción y fe que lo hecho se cumplirá tal cual se ha deseado.

Dependiendo de la intención que se tenga con las velas, éstas deben utilizarse según las fases lunares. Esto es, siempre que se desee incrementar algo (el amor en la pareja, por ejemplo), se encenderán en fase creciente (cuando la luna muestra la forma de la letra “D”), mientras que si lo que se pretende es rebajar algo (la negatividad del hogar, como es el caso), se encenderán en fase menguante (cuando la luna muestra la forma de la letra “C”).
A modo de observación, se dice que no es recomendable hacer rituales en casa con velas para difuntos, ya que su espíritu  puede verse atraído  por la luz  y permanecer en tu hogar. Tampoco es recomendable ubicar el altar en el suelo  ya que los malos espíritus suelen ubicarse en las zonas bajas mientras que los  buenos permanecen en zonas medias y  elevadas. Otra creencia dice que no se deben encender velas más allá de las 6 de la tarde, ya que la noche atrae a los seres de la oscuridad.

Cuando se comience un ritual con velas, siempre es conveniente realizarlo durante 3 días seguidos.

Un sencillo ritual para la limpieza energética y eliminar la negatividad del hogar, consiste en encender 3 velas negras durante 3 días seguidos cuando la luna se encuentra en fase menguante. Cada vela negra puede ser acompañada de 1 vela blanca, incluso aunque sea de las pequeñas empleadas para quemadores, y unos granos de pimienta negra y aceite esencial de lavanda. 

Primero se cubren las velas con el aceite de lavanda mientras se visualiza y se pide el deseo de liberar a nuestro hogar de las influencias negativas que residen en él. 

Una vez vestidas las velas con el aceite, se procede a colocarlas en sus respectivos soportes, formando un triángulo equilátero con las negras y en el centro del mismo la blanca. Primero se coloca la vela blanca, pero antes de introducirla en su soporte se colocan 3 granos de pimienta negra, de tal modo que estos quedarán entre el fondo del soporte y el extremo inferior de la vela. Una vez colocada la vela blanca, se procede a hacer lo mismo con las 3 negras.

En primer lugar se sitúa la vela blanca y luego haciendo el triángulo, las negras, empezando por la superior y siguiendo después el orden de las agujas del reloj. Con cada vela negra se hará lo mismo que con la blanca: se introducirán 3 granos de pimienta negra entre vela y soporte. Después se pone sobre un plato, un puñado de granos de pimienta negra mientras se dice “(Nombre de la persona  o situación que queremos alejar) que esta pimienta te aleje de mí”.

Después, se enciende la vela blanca y luego las negras siguiendo el mismo orden que utilizado para la colocación, es decir, primero la que queda por encima de la blanca y luego las otras dos siguiendo el sentido horario. Mientras se encienden las velas, se va recitando una plegaria en la que se expone la petición, por ejemplo, “Yo, (nuestro nombre) pido a las Entidades Espirituales que apartéis de mí a (nombre de la persona o situación) ya que es perjudial (para mí, los míos, mi hogar, etc...)  y permanece de espaldas a la Luz".

Después, se levanta el plato con la pimienta y se va colocando encima de cada una de las velas negras, siguiendo la dirección horaria y empezando por la vela superior repitiendo la plegaria anterior. Hay que hacer esto por tres veces, es decir tres recorridos completos partiendo desde la vela superior y siempre en dirección horaria. Después se deposita el plato con la pimienta dentro del triángulo formado por las velas negras, bajo la vela blanca.

Una vez hecho esto, se cierra el ritual agradeciendo la ayuda prestada y los resultados (siempre hay que agradecer los resultados de antemano en prueba de fe y respeto), con una oración o frase que se considere adecuada al caso. Se deja que las velas se consuman y cuando se apaguen, los restos se tiran a la basura.


Si se considera que el mal causado es muy grande o nuestra fe escasa, se pueden reforzar los resultados repitiendo el ritual. Para ello se esperara que transcurra una semana entera para volver a hacerlo, en cuyo caso habrá que repetir los mismos pasos, ya que no es buena idea introducir cambios grandes, es mejor seguir el patrón realizado en el primer ritual. Se evitarán los pensamientos negativos para intentar no anular los buenos resultados del ritual, pues esto sólo neutraliza el ritual y otorgar más poder a la persona o situación que nos perturba.


Tanto éste como cualquier otro ritual que se realice será siempre de magia blanca, es decir, para hacer el bien, pero jamás se deberán realizarán rituales de magia negra o para desear o enviar ningún mal, pues, además de los bajos instintos personales que representa en sí mismo, con el tiempo los resultados negativos, se nos revertirán y todo el mal enviado o deseado, nos será devuelto y en mayor medida. Luego, si no deseas el mal para ti, no se lo desees a nadie, pues, en última instancia, nadie es merecedor de ningún tipo de sufrimiento pues todos somos seres de luz.

Las velas no se deben apagar nunca, sino que debe dejarse que se consuman por completo hasta que se apaguen de manera natural, por eso, si no se quiere encender velas de noche, conviene que éstas se enciendan con horas de antelación al anochecer. Estas velas se pueden acompañar de un puñado de sal gorda, puesto que, como ya se ha dicho, la sal es uno de los mejores elementos para transmutar y evitar las energías negativas.

Pero, para aquellas personas que no se atrevan a usar velar negras por miedo a sus posibles efectos negativos, sólo por ser empleadas en rituales de magia negra, a continuación se resumen varios rituales de limpieza y protección con velas de otros colores.

Alejar la Negatividad Laboral
Velas a utilizar: Tres velas grises comunes, una vela nudo roja.
Otros elementos: Un sahumerio a elección.
Momento y frecuencia del ritual: Dos veces por semana, por la mañana antes de ir al trabajo, hasta que mejore la situación deberá repetir este rito de poder.
Oración: Supremo, aleja de mí a mi enemigo, neutraliza el mal que me envían y protégeme. Repetir diez veces.
Protección
Velas a utilizar: Dos velas Buda, una blanca y una amarilla.
Otros elementos: Un amuleto u objeto muy personal, un sahumerio a elección, un vaso de agua.
Momento y frecuencia del ritual: Una vez a la semana, por la noche, con el cambio de la Luna.
Oración: Relajarse, cerrar los ojos y visualizar un halo blanco y amarillo que nos rodea, protegiéndonos de toda enfermedad.
Protección para los Niños
Velas a utilizar: Tres velas Buda blancas; tres velas blancas comunes; una vela rosa (si se trata de una niña) o celeste (si se trata de un niño).
Otros elementos: Foto del niño, imagen de Jesús, vaso con agua, un trozo de cinta rosa (si se trata de una niña) o celeste (si se trata de un niño).
Momento y frecuencia del ritual: Una vez por semana o el día del nacimiento del niño, mientras el niño duerme o en ocasiones especiales (cuando el niño debe ir a algún lugar en especial, por ejemplo).
Oración: Ángel de la Guarda de… (decir el nombre del niño), te encomiendo su protección especial de todo mal físico y espiritual. Repetir diez veces.

Alejar el Mal
Velas a utilizar: Dos velas Buda amarillas, dos velas Buda violetas.
Otros elementos: Foto propia (y/o de las personas a proteger), un sahumerio a elección.
Momento y frecuencia del ritual: Una vez por semana, con el cambio de Luna, al anochecer.
Oración: Fuerte y poderosos elementales, protección os pido. Decir esto tres veces.
Fuerza contra el Maligno
Velas a utilizar: Tres velas nudo color violeta.
Otros elementos: Nombre del malvado escrito al revés en papel oscuro y tachado.
Momento y frecuencia del ritual: Cuando se sospeche que alguien atenta contra nuestra paz, los viernes, al anochecer.
Oración: Fuera, lejos, apártate, malvado, y que yo reciba el poder y la protección para evitar tu daño. Repetir diez veces.
Defensa contra un Ataque Psíquico
Velas a utilizar: Tres velas nudo rojas, una vela común negra, tres velas comunes blancas.
Otros elementos: Un papel con el nombre del atacante y/o el motivo del ritual, una tijera abierta para cortar el mal.
Momento y frecuencia del ritual: Luego de recibido un ataque, por la noche, tres días seguidos.
Oración: La misma que para el ritual “Fuerza contra el Maligno”.
Desde mi punto de vista personal, en las velas todo es mágico, sólo con encenderlas ya nos sentimos en un momento especial  creando un ambiente especialmente romántico y misterioso para iniciar una ceremonia o un ritual. La luz de la vela es hipnótica nos ayuda a concentrar nuestra atención  en la llama.




Uso de Sonidos
Según el Feng Shui, al iniciar una limpieza, tanto las de tipo físico como las energéticas, es conveniente que haya, al menos durante los primeros momentos, música fuerte de tambores o cualquier otro sonido, porque representa la energía del trueno que se relaciona con el movimiento y los nuevos comienzos.
Resulta muy auspicioso que durante la limpieza energética suenen cantos gregorianos o música sacra, así como cantar o poner música durante cualquier tipo de limpieza física.

El sonido de campanillas, platillos musicales, cuencos tibetanos, etc. resulta muy beneficioso para eliminar las energías negativas de un espacio cerrado. Hay que empezar por hacerlos sonar delante de la puerta de entrada e ir recorriendo luego las habitaciones en el sentido de las agujas del reloj.
En cada esquina se hará que suenen tres veces, insistiendo en rincones, habitaciones que no se usan, despensas, sótanos y cualquier lugar oscuro.
La música en general, sobre todo cuando nos anima y alegra, es una excelente solución para purificar y energizar cualquier espacio. Este es el caso especialmente de la música que ha sido creada con la intención de promover vibraciones altas y provocar la relajación. 

Ya sea sentándose a escucharla para meditar o pasar un rato de descanso, como dejándola sonar cuando salimos de la casa, la música puede utilizarse como herramienta práctica de purificación. Combinar música de la nueva era con afirmaciones poderosas es aún más efectivo.


Es conveniente comenzar con música o sonido directo de cuencos tibetanos, a ser posible con el volumen elevado. Los cuencos tibetanos tienen un sonido que disuelve la energía negativa, porque aumenta su vibración y la transforma, elevándola hasta ser lo que llamaríamos “energía positiva”. Es decir, es como “cambiarla de polo”. Si se dispone de un cuenco tibetano auténtico o de unas campanas tibetanas, conviene ayudar a la música tocándolo por la casa.

Antes de comenzar el ritual de limpieza con cuencos tibetanos, se deben abrir todas las ventanas para dejar que fluya la energía a las habitaciones. Las ventanas deberán permanecer abiertas aproximadamente  una hora.

En caso de que se desee hacer una limpieza muy a fondo, se deben abrir todas las puertas de armarios y cajones para permitir que el aire fresco ingrese en estos espacios.

Luego que se deja que el aire circule por las habitaciones, con un paño blanco mojado en agua previamente expuesta al sol,  se deben limpiar las superficies de las puertas, ventanas, muebles e incluso plantas que se encuentren dentro del hogar.

Cuando se ha finalizado con esta tarea, se comienza la limpieza con los cuencos.  Para ello se toma el cuenco con la mano izquierda dejándolo sobre su cojín y se golpea el cuenco 3 veces al entrar a cada habitación.

Estos golpes establecerán los sonidos de llamada los cuales purificarán  progresivamente las vibraciones que se encuentren en el lugar. Después se continuará golpeando el cuenco mientras se circula por la habitación.

Para que la limpieza sea más efectiva debemos movernos cerca de las paredes en sentido de las agujas del reloj para eliminar posibles energías negativas que se encuentren en las mismas.

Si se prefiere, se puede cantar algún mantra mientras se golpea el cuenco para mejorar la energía.

Cuando se comience a realizar el ritual no se debe dejar de golpear el cuenco cuando se pasa a otra habitación. Cada vez que se llegue a una ventana o puerta, giramos tres veces -formando un círculo- frente al lugar para reforzar el proceso.

Esta limpieza se puede hacer cuando se desee, si se hace regularmente por ejemplo una vez a la semana, los resultados se harán notar inmediatamente transformando la energía del hogar.

El sonido puro de los cuencos transmitirá una energía renovadora que transformara nuestro hogar u oficina.

A continuación se presenta un video donde se muestra como cómo golpear el cuenco correctamente



video



Uso de Pirámides
Las pirámides tienen el poder de reciclar energía negativa y estancada en energía pura y poderosa.
Existen pirámides de cristal y otros materiales que pueden usarse como adornos y colocarse en diferentes lugares del hogar, como la mesa de noche, la cocina o el salón.
También existen pirámides de gran tamaño que se pueden colocar sobre la cama o en cualquier otro lugar del hogar para sentarse debajo de ellas y meditar.
Con independencia de su tamaño, la intención principal de las pirámides es la purificación.
Con las pirámides, hay que visualizar la casa llena de luz y protegida por un escudo gigante que sólo deja pasar lo puro y bondadoso.







Uso de Amuletos y Talismanes Protectores
Un amuleto puede ser cualquier objeto, mineral, vegetal o animal que tiene la propiedad de defendernos, no necesita preparación si está en su estado puro y sólo sirve de protección.
El talismán es más completo, puede ser el mismo objeto, pero trabajado, preparado y cargado por el hombre para unos fines determinados.
El objeto puede ser cargado con diferentes energías, impregnándolo de cualquiera de los cuatro elementos fundamentales: fuego, tierra, aire y agua; con energías astrales, cósmicas, mentales, pirámides o fuerza energética de quien lo prepara. Existen otros métodos de orden mágico-iniciática para la preparación que no vamos a enumerar siempre vinculados con la naturaleza.

Todos los talismanes deben ser limpiados y cargados periódicamente, para que no pierdan sus propiedades, la acción de los mismos debe de complementarse con las invocaciones correspondientes.
Desde la antigüedad se han usado por todas las culturas como símbolo de protección y resultaría imposible enumerar todos los existentes, por lo que sólo se van a mencionar algunos de los más poderos y conocidos.
El Pentagrama o Tetragramaton
El pentagrama o tetragramaton ha sido muy utilizado por magos y hechiceros, sobre todo en el ocultismo. Se trata de una estrella de cinco puntas encerrada en un círculo. Cuando una persona común y corriente lo lleva colgado al cuello, puede abrir la mente para visualizar cosas extraordinarias, además de protegerla de malvadas influencias o brujería. No se debe utilizar nunca con la punta hacia abajo o atraería lo negativo.



La Medalla de San Benito
La medalla de San Benito, propagada en todo el mundo hace más de 300 años, especialmente por los monjes benedictinos es célebre por su eficacia extraordinaria en el combate contra el Demonio y sus manifestaciones; en la defensa contra maleficios de todo género, contra enfermedades, especialmente las contagiosas, contra picaduras de serpientes y otros animales ponzoñosos; en la protección de animales domésticos, vehículos, etc.

Repetidas veces aprobada y alabada por los Papas, la medalla de San Benito, que une a la fuerza exorcizante de la Santa Cruz del Redentor –la señal de nuestra salvación– el recuerdo de los méritos alcanzados por la santidad eximia del gran Patriarca San Benito, es sin duda muy indicada para los fieles católicos.

La Lemniscata
Es el signo del infinito, parece un ocho dispuesto en sentido horizontal. Fue utilizado por primera vez en 1694 por el matemático inglés Jakob Bernoulli para representar el infinito. Espiritualmente, es un símbolo de eternidad y de poderes altamente espirituales. El Mago de la baraja del Tarot suele ser representado con una lemniscata sobre su cabeza, significando las fuerzas divinas que intenta controlar.

La Triqueta
La triqueta, o tres esquinados, es un símbolo pagano que representa vida, muerte, y renacimiento, así como las tres fuerzas de la naturaleza: tierra, aire y agua. Los tres círculos internos representan el elemento y la fertilidad femeninos. El simbolismo cristiano otorgado a la Triqueta representa la trinidad santa: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, mientras que el círculo intacto simboliza la eternidad. La naturaleza entretejida del símbolo denota la indivisibilidad y la igualdad de la trinidad santa. Fue usada en el arte gótico y celta.

La Rosacruz
Imagen en la que aparecen dos símbolos potentes: la rosa y la cruz. Constituye un importante emblema de la tradición occidental del misterio, originaria de los Rosacruces, que incorpora elementos de la Kabalah, la alquimia, la astrología y el esoterismo cristiano (gnosticismo), entre otros.  Cada Rosacruz contiene otra Rosacruz en su interior, simbolizando el microcosmos que refleja el macrocosmos. En ella encontramos, además, un ordenamiento de los elementos alquímicos principales, tales como el mercurio, el azufre y la sal. Estos tres elementos son esenciales en el estudio de la gran obra alquímica, ya que se constituyen, como la Santísima Trinidad, del proceso de búsqueda de la Piedra Filosofal u objeto primordial.

El Ichthys
Término proveniente del griego que significa “peces”, es un símbolo comúnmente asociado con el cristianismo. Pero, no sólo ocultó durante el Imperio Romano una declaración de la fe cristiana, sino también el hecho de que el cristianismo tuvo lugar astrológicamente durante la era de Piscis.

La Mano de Fátima
La mano de Fátima o Hamsa significa “cinco” (el número de dedos de la mano) en la religión musulmana y es uno de los amuletos protectores más populares de la zona de Oriente Medio.
Es la representación plana de una mano con los dedos juntos y dirigidos hacia el suelo. Su origen está basado en una leyenda: El profeta Mahoma, el fundador del Islam, tuvo una hija, la bella y virtuosa Fátima, a la que los musulmanes veneran con gran devoción. Se cuenta que en una ocasión estaba Fátima muy ocupada en la cocina preparando la comida cuando su marido, el imán Alí, llegó inesperadamente. Al oírlo, Fátima abandonó por un instante sus quehaceres y fue a recibirlo. Sin embargo, quedó fuertemente decepcionada y triste al ver que su esposo llegaba acompañado de una bella y joven concubina. Prudente, Fátima guardó silencio y, atormentada por los celos, regresó a la cocina. Pero, inmersa en oscuros y tristes pensamientos, no prestó atención a lo que estaba haciendo, tenía una olla al fuego con caldo hirviendo y, más atenta a su tristeza que a su trabajo, metió la mano dentro y empezó a remover el guiso. Tan absorta estaba que no sintió dolor alguno, pero Alí vio lo que estaba haciendo y, horrorizado, se abalanzó sobre ella gritando. Fue entonces cuando Fátima se dio cuenta de que se estaba quemando la mano y la sacó de la olla.
Desde entonces la mano de Fátima se convirtió en un símbolo importante en el mundo musulmán. Trae buena suerte y dota de las virtudes de la paciencia, la fidelidad, la fertilidad y protección.
Algunos de estos amuletos tienen en el centro de la palma el ojo de Maat, que protege contra el mal de ojo. Otros, como es el caso de la versión judía, llevan cuatro pequeños peces colgando de la muñeca, y en otras versiones suelen llevar inscritos pasajes del Corán.
Es un talismán que se adapta fácilmente a la tradición de las culturas más diversas haciendo una interpretación de sus poderes adecuada a sus circunstancias.
En la India es un amuleto muy popular, conocido como "mano Hamsa". La versión judía llamada "mano Hamsesh". En otros países de Asia, el amuleto se considera particularmente poderoso para prevenir todo tipo de desgracias y enfermedades. En Occidente se cree que este amuleto, además de proteger contra la ira, previene contra la infidelidad. En Norteamérica además se ha difundido la creencia de que la mano de Fátima protege de los terremotos y catástrofes naturales.
La Cruz de Caravaca
Entre otros, el significado esotérico de la Cruz es el cruce del espíritu (línea vertical) y el plano material (línea horizontal), dando como resultado el hombre, que es un ser que se mueve en el plano material con opción de ascender o descender espiritualmente; esto implica que ese ascenso o descenso y ese moverse en la materia le van a llevar a encontrarse, en muchas ocasiones, con dificultades ante las cuales necesitará protección y para ello una de las mejores formas es el uso de la cruz, la cual le va a recordar su posición en la escala evolutiva (ser hombre) y de ese modo se centra en su cruce de espiritualidad y materia.
La cruz de Caravaca hay que cargarla, para ello se siguen estos pasos:
1. Lo primero de todo es ungirla durante tres días por la mañana, tarde y noche con algún tipo de oleo o aceite especial para rituales, bien sean mágicos o religiosos; por ejemplo aceite «Cruz de Caravaca», «Dios te dé», aceite de «Imán», aceite de «Altar Mayor», etc.
2. Tras haber hecho esto, los días cuarto, quinto, sexto y séptimo se realizará la siguiente operación: Colocar cada día una vela roja junto a los extremos verticales de la cruz (esta deberá de estar tumbada), una vela azul en los extremos del palo horizontal pequeño y una vela amarilla en los extremos del palo horizontal mayor. Después de esto se encienden todas las velas, se quema un sahumerio «Cruz de Caravaca» y otro «Divino» y se recite la letanía de la cruz de Caravaca.
3. El séptimo día, tras recitar la letanía se dirá en voz alta: «En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, yo consagro mi cruz para que me traiga felicidad, amor y abundancia y me proteja de todo mal».
4. Después de haber realizado todo esto, ya se puede usar su cruz. Recordar que el poder de la cruz propia aumenta en la medida que se regalen otras cruces cargadas a amigos o conocidos.
5. Para cargar cruces destinadas a otras personas bastará que en las palabras de consagración se sustituya «mi cruz» por: «esta cruz para que le traiga a... (nombre de la persona a la que va destinada la cruz) felicidad...».
La Figa
Este es uno de los amuletos más utilizados en Galicia por su poderosa influencia sobre la salud y su eficacia en combatir el mal de ojo, la envidia y las malas vibraciones. Se dice que comenzó siendo un simple gesto. Un gesto que se hacía cuando se intuía alguna agresión, algún ataque de los enemigos invisibles y acabó materializándose primero en madera o metal y, posteriormente en azabache negro
Hay dos condiciones para que la figa funcione de manera más eficaz: Que sea regalada por alguien, no comprada y que velarla en medio de tres cirios blancos, un par de veces en el año, en cualquiera de las noches de Luna Nueva. Como amuleto protector que es, debe estar colgada en el lugar de la casa donde la familia tenga por costumbre reunirse, la salita, el salón o como en muchos de los hogares gallegos, en la cocina.
El Om
Uno de los símbolos de mayor importancia en la cultura hindú es el símbolo del Om. Éste se encuentra cargado de significado y por eso para entenderlo es necesario conocer varios aspectos de él.
El símbolo conocido como Om o también llamado Para-Nava es aquel que hace mayor referencia a la espiritualidad de la cultura hindú. Se puede decir que es una representación tanto visual como sonora y que se usa para lograr la manifestación de la energía o poder  espiritual. Es usado por los budistas y representa o señala esa presencia divina en todo lo material.
Al hablar de él es indispensable nombrar la fuerza suprema de la creación o a Dios. De allí proviene su simbología de supremacía que manifiesta universalidad. De esta forma se habla de que el Om es la fuerza vital de cada ser y en general designa lo absoluto y la totalidad.
Su representación se compone de tres curvas que se encuentran separadas de las otras formas pero que entre sí se encuentran ligadas por un punto, un semicírculo y por un punto. Estos dos últimos elementos se encuentran  separados, pero la totalidad se perciben como una unidad ligada por un punto.
En relación a la representación  se puede tomar como los estados en los que puede estar la conciencia: el estado de vigilia, el de sueño y el estado de sueño profundo.
Dentro de los significados de cada forma están:

· El semicírculo: Es la infinitud.
· La curva que se encuentra inferior: Es la vigilia y el estado material.
· La curva de tipo menor: Es estado soñador del pensamiento.
· La curva que se encuentra arriba: Es el inconsciente.
· El punto: Es el eje iluminador de los estados antes nombrados.
De acuerdo a las interpretaciones que se dan acerca de este símbolo se afirma en Metafísica que es la manifestación de la realidad. Esto se debe a que ninguno de los elementos que componen el Universo son autónomos y todos guarda una relación.
Así, con la simbología se manifiesta la relación de la conciencia y de la verdad.
Para su uso se pueden seguir los siguientes consejos:

· Tener completamente limpio el cuerpo y la vestimenta.
· Tener la casa limpia y contar con un espacio a solas.
· Tener un icono para venerar. En este caso puede usarse según las creencias individuales.
· Colocarse en posición de meditación con manos y piernas cruzadas y con los ojos cerrados.
· Cuando se esté así, se inicia su verbalización por espacio de 15 minutos.
· Esta práctica se realiza de forma relajada y se recomienda practicarla a diario.

Su canto se manifiesta con sonidos altos y repetitivos, y se relaciona también con los mantras originándose en el ombligo y yendo de forma ascendente hasta llegar al chakra corona. Con el canto  se busca despejar de la mente todo pensamiento inadecuado o mundano y que genera distracción espiritual.
En relación del símbolo  con los mantras se puede decir que éste es considerado como el mayor de todos ellos. Cuando se maneja el Om se puede tener y percibir la vida en su totalidad así como la eternidad y la infinitud.
La percepción del símbolo del Om para su visualización requiere hacerlo de forma mental. Para esto se debe cerrar los ojos y centrar la mente en su pronunciación y visión. Esta visualización requiere de toda la concentración para que otros elementos externos no la afecten.
Los hindúes lo consideran el principal sonido y como origen de los mantras, representando la unidad entre lo físico o materia con el espíritu. Además, para ellos es la representación de los estados mentales y las divinidades de Shiva, Brahma y Vishnu.
Se puede hablar del símbolo por las tres partes que de él surgen. Estas son la representación de los mundos existentes, es decir, del cielo, de la tierra y de la atmosfera. En estas partes se integran los tres dioses y también las escrituras sagradas.
Para entender los usos del mismo, más allá de la filosofía hindú, se debe nombrar los resultados que se pueden obtener con la meditación y cantos de este símbolo. Uno de estos resultados, y tal vez el más destacado, es poder desvanecer los obstáculos que formamos ante el espíritu, pudiendo eliminar las enfermedades, las dudas, la pereza y una gran lista de pensamientos y acciones obstaculizadoras. Además de esto se puede despertar y motivar el espíritu y también tener una purificación mental.
Otros resultados de aplicarlo en nuestras vidas es potenciar la concentración, intensificar el amor a Dios o a la divinidad y vivir enfocándose en el crecimiento espiritual.


Existe la tradición de situar un símbolo Om tras la puerta de entrada principal de la vivienda. Con ello se logra evitar que las energías negativas entren en el hogar al que aporta paz, así como bienestar a sus ocupantes.
Por todo esto, usarlo en nuestras vidas es una forma de logra el desarrollo y conexión espiritual de forma interior. La totalidad, sea Dios, Buda o la divinidad en la que se crea, puede llegar a sentirse por medio del Om y se pueden llegar a superar los bloqueos que el propio ser levanta.
Por riqueza espiritual, salud física y mental, el Om es uno de los mejores símbolos y técnicas para logra el crecimiento.
El Ojo Turco
Es un amuleto de origen turco que protege contra el mal de ojo y atrae la buena suerte. Muchos son los que confían en sus poderes de protección. Se usa para muchas cosas, si se acaba de tener un bebé, al comenzar en un nuevo puesto de trabajo, si se ha comprado una casa, según la creencia el ojo turco atrae buenas energías y buena suerte.
A lo largo del Mediterráneo y Oriente Medio se cree en el efecto de la mirada o “mal de ojo” (Nazar), la envidia, los malos deseos de otros pueden canalizar energías negativas  a través de sus miradas. El mal de ojo se remonta a  miles de años, las primeras referencias datan de épocas sumerias del tercer milenio antes de Cristo. Las referencias escritas más tempranas que hacen referencia al mal de ojo se encuentran en las tablas sumerias de arcilla del tercer milenio A.C. Los granos de ágata de una calidad excepcional, usados para proteger al portador contra la influencia de envidias y, por tanto, del mal de ojo, también fueron descubiertos en sepulcros sumerios reales en Ur.
En zonas de Grecia y Turquía el ojo azul está por todos lados.  El encanto Nazar Boncugu (o cuentas de Ojo Turco) es un "ojo", a menudo sobre un fondo azul. Nos mira de nuevo en el mundo para alejar los malos espíritus y mantenerse a salvo de cualquier daño.
A lo largo de toda Turquía se pueden encontrar por todas partes: en la decoración de los hogares, en los vehículos, taxis, autobuses, sobre las puertas, colgado de las muñecas de las mujeres jóvenes o incluso placas de cemento situadas en la parte exterior derecha de los edificios modernos y siempre se verán en las camisetas de los recién nacidos.
El Trisquel
Tal vez el símbolo celta más conocido en la actualidad sea el trisquel y entre los significados que se le otorgan encontramos el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu o el pasado, presente y futuro. Relacionado con el principio y el fin de las cosas para los Druidas simbolizaba la eterna evolución y el continuo aprendizaje.
El Wuivre
Es un símbolo celta representado por dos serpientes entrelazadas entre sí, que simbolizan la fuerza de la tierra. Según dicen proporciona amor y poder al que lo posea, siempre que no sea tocado por agua de mar.



El Nudo Perenne
Es un símbolo celta que representa la unión eterna, la imposibilidad de deshacer el lazo del amor más allá del tiempo y el espacio. En las bodas celtas se intercambian este símbolo en señal de su amor, con la confianza de que su unión será para siempre. La tradición dice que el nudo perenne evita que el amor sufra los desgastes del tiempo. Representa también el complemento, el apoyo y la fusión con la pareja.
El Ojo de Horus
Homenaje al dios que gobernaba, según los egipcios, todos los movimientos del Sol y de los seres humanos. Además de proporcionar salud física a quien lo utilice, favorece el desarrollo espiritual, la búsqueda de la iluminación y la pureza del alma.





El Talismán de Iemanja
Poderoso talismán de la reina del mar brasilera, especial para proteger su cuerpo de fuerzas envidiosas que lo quieren destruir. Este amuleto se usa especialmente para descargar, ya sea, en los trabajos de descarga o  protección, etc. Cuando se realizan trabajos de descarga se debe poner el talismán en la mano derecha y decir la oración de Imanja.





El Elefante Hindú
El elefante como amuleto surge de la leyenda de Ganesha, el dios hindú con cabeza de elefante del panteón hindú, quien era hijo del dios Shiva y la diosa Parvati. Se distinguía por ser muy obediente a las órdenes que le daban sus superiores y profesaba un gran amor a su madre. A Parvati le gustaba quedarse sola en su palacio y para que nadie la molestara ponía a Ganesha de centinela en la puerta con la orden de no dejar pasar a nadie y así evitar ser molestada. En cierta ocasión mientras su madre se bañaba él cuidaba su intimidad tratando de que nadie irrumpiese en la casa. Cuando su padre Siva quiso entrar en el palacio, Ganesha le negó la entrada pues no tenía la autorización de su madre. Shiva se enfureció y con su espada le cortó la cabeza que saltó y rodó por una pendiente hasta desaparecer. Su madre, al oír los ruidos del altercado salió del palacio y encontró a su hijo muerto, decapitado y ensangrentado por ser fiel y obediente a sus órdenes. Shiva, a pesar de su violencia, poseía un corazón bueno y, arrepentido por su acción, mandó a un servidor que le trajese la primera cabeza que encontrase. El criado encontró un elefante, le cortó la cabeza y se la llevó al dios, quien la puso de nuevo sobre los hombros de su hijo para resucitarlo. Desde entonces Ganesha dejó de ser un hermoso joven de rostro humano para convertirse en un hombre con cabeza de elefante.

Por esta leyenda, las figurillas de elefante en su forma animal están tan estrechamente relacionadas con la protección del hogar y de la familia. Además, en la India se cree que el elefante es un animal que posee una gran inteligencia, por este motivo a Ganesha en su calidad de dios de la sabiduría, se le invoca al iniciar una empresa de importancia o una nueva etapa. Se pide la inteligencia, el talento y la sabiduría para emprender estas acciones con los mínimos obstáculos, ya que con su trompa aplasta todo tipo de dificultades.


Para que el amuleto dé buena suerte, la figura del elefante tiene que adoptar una postura determinada: de pie, en posición de marcha y con la trompa levantada y doblada hacia atrás. La trompa levantada impide que la buena suerte se escape y se vaya hacia abajo desapareciendo, además, el que lleve al elefante será bendecido con riqueza, trabajo y buena memoria.

La Espiral
Es una forma natural y un antiguo símbolo místico, que se produce en las conchas, las galaxias, el ADN, los remolinos y otros innumerables objetos. En dos dimensiones, una espiral es una curva que gira alrededor de un punto fijo, aumentando o disminuyendo de manera continuada la distancia respecto a ese punto. Esotéricamente, representa la evolución y la transformación del yo, así como las fuerzas y patrones subyacentes a la creación de la vida.


La Pirámide
Las pirámides, tan bellas como misteriosas, tienen varias propiedades cuando se utilizan como talismanes o amuletos. Por ejemplo, si alguien la lleva consigo colgada al cuello, hará que su trabajo sea más eficiente y menos pesado, además de aumentar la suerte y los poderes psíquicos.

Cuando se trata de cristales tallados en forma de pirámide, éstos pueden equilibrar las emociones y llamar a la sabiduría. También se recomienda que, si se tienen pesadillas o no se puede conciliar el sueño, se ponga una pirámide debajo de la cama para que los malos espíritus desaparezcan.

Finalmente, también se sabe que las pirámides pueden sanar heridas o malestares rápidamente, así como romper adicciones y hacer regresiones a vidas anteriores más fácilmente.


La Luna
Todas las personas nacidas bajo el signo zodiacal de Cáncer, deben de llevar colgado al cuello una luna creciente como amuleto, con ello, lograrán tener buena suerte. Esto se debe a que la luna rige a todos los nacidos bajo este signo. También se recomienda usarlo a las personas que buscan un amante o un alma gemela.
La Herradura
Este es uno de los amuletos más conocidos en todo el mundo. Se menciona que colocar una herradura en el interior sobre la puerta principal de la casa o negocio, los protegerá de todo mal o hechizos a quienes lo usen. Además, de atraer la buena suerte.






La Estrella
Básicamente, podemos encontrar dos tipos de cruz en los amuletos. Por un lado, podemos apreciar la Estrella de Cinco Puntas, la cual, al ir acompañada de alguna inscripción mágica (pentáculos), da una enorme protección en contra del mal a quien la lleve consigo.

De igual manera, podemos ver la Estrella de David, con seis puntas, la cual indica, con sus dos triángulos encontrados, como el Poder Divino se vacía sobre la Tierra; asimismo, manifiesta que todo lo que hay en la Tierra, sube hacia el Cielo.

La Espada
Símbolo de la batalla del bien contra el mal. Muchas personas la utilizan colgada al cuello para atraer buena suerte, no obstante, se recomienda colocarla en la cabecera de la cama con la punta hacia a la izquierda; con ello se estará atrayendo la riqueza y la felicidad al hogar, así como se estará protegiendo a sus habitantes.










Los Gnomos
Parecidos a los duendes, los gnomos son las más famosas de todas las criaturas mágicas del folklore irlandés. Llevar uno de estos mágicos personajes mitológicos consigo, ya sea en el cuello o en una bolsa, atraerá la buena suerte y la fortuna.









Los Símbolos Reiki
El reiki (霊気) es una práctica espiritual descubierta por el budista japonés Mikao Usui y adaptada por diversos maestros de distintas tradiciones. Como forma de medicina oriental alternativa usa la técnica de sanación por imposición de manos. A través de ésta, los practicantes creen que transfieren la energía universal (reiki) en la forma de Ki (fuerza vital) a través de las palmas de las manos, permitiendo incluso la auto sanación y la obtención de un estado de equilibrio interior.

Se pueden encontrar en tiendas de minerales, en diferentes gemas con su inscripción en ellas para acompañar los tratamientos e incluso como medio de protección. También se encuentran en forma de ornamentos como colgantes de cuello en diferentes versiones.






MÉTODOS DE LIMPIEZA PROFUNDA
Una limpieza energética global o profunda requiere una purificación de suelos, paredes, techos y objetos contenidos. Para los suelos se pueden utilizar fórmulas para aplicar con trapos, que deberán a su vez ser aclarados una vez efectuada la limpieza, igual que ocurre con una limpieza física. Y para las paredes, techos y objetos se pueden utilizar pulverizadores o humos.



Limpieza de Suelos
Esta fórmula puede ser empleada tanto para realizar limpiezas de mantenimiento, como después de una discusión fuerte, de tensiones familiares, de procesos de enfermedad o cuando se ha creado un ambiente enrarecido.
Consiste en poner agua fría en un cubo al que se le añade una clara de huevo blanco sin batir y unos cuantos cubitos de hielo. Con la ayuda de una fregona se limpia toda la casa con este líquido, empezando como en todas las limpiezas por la habitación más lejana a la puerta y terminando en ésta. El agua se tira por el inodoro y el cubo y el mocho se aclaran con abundante agua, mejor si pueden ponerse un rato debajo del chorro de un grifo o una manguera. Al día siguiente, si se quiere reforzar la limpieza energética, se puede volver a fregar la casa simplemente con agua, a la que se le agrega un chorro de vinagre blanco. Esta fórmula puede utilizarse tan a menudo como se considere necesario.


Limpieza con Trapos
El agua es un elemento purificador por excelencia, el más simple y vital de todos y constituye el principal componente de cualquier fórmula de limpieza energética de personas o ambientes.
Se hierve en varios litros de agua un limón troceado al que no se le ha quitado la piel junto con tres o siete tazas de raíz de ruda seca. Se cuela y se vierte en un cubo, al que se agrega un litro de vinagre blanco.
Para realizar la limpieza de suelos, se necesitan tres trapos grandes y un palo. Puede servir el de una escoba, fregona o mopa. Una vez que el líquido del cubo, resultado de la mezcla de agua, vinagre, infusión de ruda y limón, quede frío, se puede empezar la limpieza. Primero, se sumergen en el cubo los tres trapos grandes y se retiran muy bien embebecidos. Entonces se coge el primer trapo y se va pasando por el suelo, los marcos y los zócalos de la casa desde el fondo hasta la puerta. No hace falta restregar, basta con pasarles el trapo, pero el trapo es de un solo uso, es decir que no debe ser sumergido una segunda vez en el cubo. Cuando se crea conveniente se utilizará el segundo y el tercer trapo, pero en ningún caso un trapo debe remojarse de nuevo. Tampoco conviene volver hacia atrás en el tramo por donde ya se ha pasado el trapo, es decir retroceder. El palo es para enganchar los trapos y levantarlos del suelo una vez acabada la limpieza. Entonces se procede a colocarlos en un fregadero o lavabo vacío con la ayuda del palo. Sobre los trapos se verterá el líquido sobrante del cubo y después se deja correr sobre ellos agua del grifo durante un rato, para desinfectarlos.


Limpieza con Pulverizador
La fórmula expuesta para la limpieza con trapos también puede ser aplicada con un pulverizador en las paredes, los muebles y los objetos de la casa.
Pero cuando no se precisa tanta cantidad de líquido o si resulta más cómodo se puede utilizar un agua de limpieza compuesta por cítricos. Para hacer el agua de limpieza hay que poner en un tazón grande, agua hirviendo a la que se agregan nueve cortezas de limón, naranja o lima, y un poco del zumo de la pulpa exprimida. Una vez fría, se retiran las cortezas y se vierte en un pulverizador con el que se rociarán las superficies que se deseen limpiar.
Si resulta muy complicado hacer la limpieza de los trapos, por lo general, puede ser suficiente llevarla a acabo con el pulverizador y el humo de la quema de algún incienso purificador o de una combinación de hierbas de limpieza energética.

Limpieza con Humo
El humo proveniente de la quema de inciensos específicos para la limpieza energética y de mezclas de yerbas para purificar y proteger, pueden limpiar hasta los techos de un espacio. Para realizar una limpieza con humo, todas las ventanas y puertas exteriores del lugar a limpiar deberán permanecer cerradas, mientras que deberán abrirse todas las puertas interiores, incluidos armarios, cajones, baúles...
Para quemar el incienso o las hierbas se necesita un carboncillo, que se cogerá con una pinza metálica o las puntas de una tijera para prenderlo con la llama del fogón de la cocina o con cerillas de madera (no se deben  usar mecheros eléctricos o de gas ya que debe tratarse de productos naturales); y un recipiente para colocar el carboncillo una vez encendido. Este recipiente debe ser resistente al calor extremo, que van a liberar los carbones prendidos y preferentemente tener un asa o agarradera, que nos permita llevarlo en el recorrido de la casa sin quemamos. Aunque a veces se utilizan recipientes o incensarios de bronce, el metal y el fuego son elementos antagónicos, por lo que, según el Feng Shui, siempre que se use el fuego será más propicio utilizar materiales asociados al elemento tierra. Entonces, siguiendo la teoría de los cinco elementos, el recipiente usado para generar el humo de una limpieza es preferible que sea de barro o cerámica.
En nuestra tradición es muy popular realizar el signo de la cruz en el aire, con el recipiente que echa el humo al empezar la limpieza y al entrar en cada habitación. Puede ser una superstición o un modo de pedir las bendiciones y la ayuda de la luz. En cualquier caso, no está de más recoger la idea y haciendo o no la cruz, encomendamos a la luz o solicitar la ayuda de la divinidad o de las fuerzas benéficas y protectoras en las que creamos. Pedir la ayuda de los seres divinos o de las energías positivas y la luz, puede ser muy propicio, también al comienzo de cualquier otro tipo de limpieza energética.
Una vez que el carboncillo haya chisporroteado se coloca en el recipiente y se echa sobre él el incienso o la fórmula de hierbas escogida para la ocasión.



Método Bagua de las Nueve Estrellas
Este método se emplea en Feng Shui para ajustar y activar el chi y eliminar la mala suerte. Se trata de un sistema yi de purificación de la casa, para cambiar la vibración y transformar las energías.
Está basado en el Bagua, y sigue los ocho trigramas en una secuencia particular. En primer lugar se requiere realizar una meditación que calme la mente, como el sutra del corazón, pero se puede utilizar cualquier técnica de relajación que apacigüe y vacíe nuestra mente de las preocupaciones cotidianas. Después se invitan a los seres divinos afines a nuestras creencias o a la luz, el amor y la sabiduría universal para que nos acompañen en este procedimiento. Se pueden realizar oraciones, mantras o cánticos devocionales mientras se efectúa esta transformación energética de la casa, a través de un recorrido imaginario o físico. En este recorrido se puede proceder a realizar visualmente una limpieza sutil de nuestro entorno, a través de la transformación de la contaminación energética negativa de los espacios, por medio del poder de la luz, las oraciones, las afirmaciones o los mantras, de tal modo que los espacios quedan regenerados y revitalizados tras su transformación vibracional.
Este método trata de llevar la energía de la meditación, el de las fuerzas benéficas invocadas y las oraciones, mantras o cánticos a todos los rincones de la casa utilizando el mapa Bagua, según la secuencia de las Nueve Estrellas. Así, primero se localiza la zona trueno, que simboliza la vida y los nuevos comienzos, y desde ahí se recorre el resto de la casa siguiendo el trazado de las estrellas; es decir, del trigrama chen a sun, de sun al centro, del centro a chien, de chien a tui, de tui a ken, de ken a Ii de Ii a kan y de kan a kun, para transformar la negatividad e inundar las de bendiciones. El recorrido puede hacerse pensando en los aspectos de la vida que cada sector del mapa Bagua representa, reflexionando acerca del estado en que se encuentra cada área de nuestra vida, y haciendo extensible también a ellas la transformación energética que estamos realizando. Entonces el poder de este método nos reportará sus máximos beneficios.


Limpieza de Objetos Antiguos y Cuarzos
Las antigüedades y las joyas pueden estar cargadas con la energía negativa de sus antiguos propietarios y la memoria histórica sutil de los sucesos acontecidos en su presencia o relacionados con ellos. Por lo que resulta muy adecuado, antes de adquirirlo, tratar de observar qué tipo de sensaciones nos provoca, más allá de la estética y el deseo de poseerlo. Un modo muy fácil de percibir la energía de un objeto es ponerle la mano encima y silenciarse por un momento, es decir, vaciarse de pensamientos para poder escuchar el mensaje que contiene y sentir las buenas o malas vibraciones que nos llegan de él. Si lo que nos llega no es muy positivo y ya tenemos el objeto en nuestro entorno, entonces será preciso y muy conveniente limpiarlo energéticamente.
La limpieza de objetos puede realizarse con aguas alquímicas, que pueden ser adquiridas en establecimientos o ferias esotéricas, con la aplicación de humos o de pulverizaciones. También es posible limpiarlos de las vibraciones negativas colocando, debajo de ellos, un plato lleno de sal durante siete días. Al final del día hay que volver a observar lo que nos transmite, y si aún hace falta seguir limpiando se puede repetir el método, pero siempre por períodos de siete días.
Con este método hay que tener cuidado de que no haya demasiada sal en los entornos donde se mueven los residentes, por lo que lo ideal es retirar el objeto a una habitación de poco uso, mientras se lleva a cabo esta limpieza.
Las joyas antiguas requieren ser limpiadas, a menos que se desee experimentar la carga energética de su historia. En general, conviene limpiar todas las gemas y minerales, antes de utilizarlas personalmente o introducirlas en nuestros entornos. Las piedras utilizadas como protectores necesitan ser limpiadas periódicamente para eliminar la suciedad que van recogiendo. En el caso de los cuarzos, la limpieza periódica resulta especialmente esencial, ya que al ser grandes potenciadores energéticos si están cargados de suciedad energética, ésta se magnificará.
Para llevar a cabo la limpieza de joyas, gemas, minerales o piedras, lo más indicado es meterlas en la tierra al menos por un día completo, aunque también resulta muy efectivo sumergirlas en un tazón de arcilla blanca durante el mismo periodo. Otro modo de limpiarlas es poner las bajo un chorro de agua corriente caliente durante un rato y después dejarlas al sol. También se pueden introducir en un recipiente con agua y sal gruesa durante 24 horas mientras permanecen expuestas a la luz del sol y de la luna, pero habrá que tener en cuenta el tipo de gema del que se trata, así como su engarce, ya que algunos pueden deteriorarse al ser sumergidos en el agua o por el efecto de la sal.


Limpieza con Reiki
Si se está iniciado en reiki (a partir de nivel II), una vez que se ha realizado la limpieza física de la vivienda e incluso se han aplicado los métodos indicados previamente, se puede realizar una sesión en la que se envíe a distancia la energía reiki al domicilio, visualizándolo limpio, protegido y armonizado.
Después, queda purificar y armonizar cada esquina y rincón del lugar ya que en ellos suelen refugiarse muchas entidades, porque son lugares de difícil acceso con una escoba o aspirador, tanto en el techo como en el suelo.
Esotérica y metafísicamente, siempre se ha dicho que los ángulos, rincones y esquinas son los lugares donde se refugian viven y actúan así tanto insectos como seres mentales y las vibraciones que otros o nosotros mismos dejamos. Los Seres de Luz, los Maestros y los Guías nunca están en esos lugares, no los visitan, no se quedan, ni gustan de estar en lugares sucios, ni mucho menos donde la familia se pelea, bebe exageradamente, existe droga o actividades no del todo honestas, como ya se ha comentado anteriormente.
Para limpiar, por cada esquina/rincón se realizan los pasos indicados a continuación:


1. Se trazan tantos símbolos reiki como se tengan implantados, aunque el mejor y más potente a estos efectos es el Sei He Ki, ya que por excelencia es el símbolo para purificar y limpiar de entes y vibraciones cualquier lugar.
2. Si se utilizan más símbolos, el orden para imprimirlos será: 1º) Cho Ku Rei, 2º) She He Ki, 3º) Hon Sha Ze Sho Nen y 4º) Dai Ko Myo.
3. Se pueden trazar con la mano o bien con incienso, sin olvidar repetir, para cada uno de ellos, tres veces su propio mantra.
4. Se hace una declaración como la siguiente:
“A todas las energías que estáis en este lugar y que no le pertenecéis ni a él ni a sus ocupantes, ni les beneficiáis enteramente, os recuerdo que sois seres de luz, por ello, gracias al Amor Universal podáis ser liberadas y, guiadas por la luz reiki, vayáis a ocupar vuestro lugar correcto en el Universo”.
Finalizada la limpieza, es conveniente cerrar la estancia en un cubo para que las vibraciones existentes en ella salgan fuera y para que no entren en ella nuevamente, dejándola protegida. Para ello, por cada una de las paredes, comenzando por la que se encuentra orientada hacia el Este (por donde sale el sol), y siguiendo siempre el sentido de las agujas del reloj (Este, Sur, Oeste y Norte), se procede del mismo modo que para cada una de las esquinas, tal y como se ha explicado anteriormente en los puntos 1 a 3.
A continuación, situándonos en el centro de la estancia, para el suelo, se repiten los mismos pasos llevados a cabo con las paredes.
Finalizado el proceso del suelo, se inhala profundamente y con la ayuda de las manos y la exhalación, se empuja imaginariamente todo lo invisible que no tenga que ver con la armonía, la paz, el sosiego y el bienestar; se empuja hacia el techo para que salga fuera y, una vez expulsado con nuestra respiración, se cierra la sala trazando los símbolos en el techo (pasos 1 a 3).
De esta forma, tanto la persona como la habitación queda limpia y protegida. Después se puede decretar que no entre en la sala nada que no tenga que ver con el reiki y la armonía.


Limpiezas Personales
Tras hacer una limpieza a fondo o una limpieza de mantenimiento resulta a veces muy necesario y otras muy deseable proceder al aseo personal, y esto mismo ocurre cuando hacemos limpiezas energéticas. Tras finalizar una limpieza energética en un espacio, resultará muy grato proceder a la nuestra propia. Pero también puede proporcionamos gran alivio, cuando nos sintamos muy cargados o como sucios y sin brillo más allá de la percepción física. También resultará muy gratificante dedicamos una limpieza energética, tras haber permanecido en lugares muy perturbados o donde se destila mucha agresividad, sufrimiento físico o mental. Del mismo modo, una limpieza energética puede resultamos muy beneficiosa tras haber interaccionado con personas que nos han provocado dolor de cabeza, mucha angustia o un miedo poco razonable. Para estos casos, por lo general, bastará con realizar la limpieza energética una sola vez.
Además se pueden tomar baños o duchas de limpieza energética personal cuando estemos atravesando periodos desconcertantes en nuestra vida, con ansiedad, miedos injustificados o angustia; y cuando deseamos emprender nuevas etapas o proyectos. En estos casos es conveniente hacer la limpieza de una forma continuada durante un periodo de nueve días.
Ducha de Limpieza Energética
Antes de proceder a una ducha de limpieza energética es conveniente, igual que al efectuar la limpieza energética de un espacio, llevar a cabo una limpieza típica, que puede coincidir con nuestro momento de aseo habitual.
Las duchas energéticas se realizan vertiendo el líquido de la fórmula de limpieza escogida, desde la cabeza hasta los pies, como si se tratara de un último enjuague tras la ducha o el baño cotidiano. Por lo general, es mejor cerrar los ojos al volcar el líquido sobre la cabeza, porque algunos componentes de las fórmulas son ácidos o salados. Después de verter el líquido debemos envolvernos con una toalla, para que nos seque, pero sin frotarnos, y la echaremos a lavar después.
Una fórmula casera muy eficaz para hacer duchas de limpieza energética consiste en hervir agua con un limón sin pelar y troceado, un ajo sin pelar y al que se le ha realizado un corte y una taza de ruda seca o fresca. Y dejar reposar treinta minutos, después se filtra para obtener un líquido que dice la tradición que tiene grandes efectos purificadores y protectores. Otra fórmula semejante es la compuesta por una cucharada sopera de ruda, dos cucharadas soperas de albahaca, un puñadito de sal gorda y tres dientes de ajo sin pelar, con un corte cada uno.
Tras la ducha o el baño normal y antes de secarse, se puede tomar sal gruesa directamente y frotarla suavemente desde el cuello hasta la planta de los pies, evitando cabeza, cuello, cara y zona genital. Otro método, en lugar de usar los granos de sal directamente sobre el cuerpo, consiste en tener preparada en un recipiente la mezcla de agua dulce corriente con un puñado de sal gruesa marina, o sólo agua de mar. Se aclara el cuerpo con esta agua y tras ello, y en cualquiera de las dos versiones mencionadas, no se volverá a aclarar el cuerpo, sino que directamente se procederá al secado con toalla evitando frotar el cuerpo.
Si la ducha de limpieza energética se realiza por un periodo de nueve días, resultará muy gratificante agregar a la fórmula escogida los pétalos de nueve flores blancas, el último día de limpieza, y tras verter el agua, proceder a pisar los tallos verdes de las mismas.
Baño de Limpieza Energética
También se puede realizar una limpieza energética por inmersión en un baño.
Un baño muy purificador consiste en agregar al agua de la bañera un litro de agua mar y pétalos de nueve flores blancas. Si el agua del mar no es factible de conseguir entonces hay que escoger alguna fórmula.
Una fórmula muy efectiva de limpieza y protección, consiste en poner en el agua de la bañera un puñadito de sal marina o de sal gorda yodada, un vaso de agua de colonia y una cucharada de cáscara de huevo blanco molido. Otras posibilidades nos ofrecen la infusión de ruda, angélica, romero, albahaca, comino, artemisa y enebro, junto con una clara de huevo sin batir, o la infusión de ruda y poleo, añadiéndole un puñado de sal gorda marina o yodada, unas hojas de laurel y los pétalos de nueve flores blancas; en ambos casos, mezclados con el agua de la bañera.
En el caso de que los baños de limpieza se realicen por un periodo de nueve días seguidos, entonces el componente floral de las fórmulas sólo será necesario el último día de la purificación; y tras el baño, se pueden pisar los tallos de las flores empleadas.
Limpieza Energética Personal con Visualización
Las limpiezas energéticas personales también pueden llevarse a cabo con visualizaciones. Éstas son muy útiles, sobre todo, cuando sentimos que nos hemos cargado con energía tensionada o hemos permanecido en ambientes donde la energía estaba perturbada o nos hacía sentir incómodos.
Existen muchas técnicas para hacer limpiezas con visualización. Un método muy fácil consiste en imaginar un chorro de luz, amor y sabiduría que cae sobre la cabeza como una cascada de agua pura y un río bajo los pies que se lleva cualquier tipo de perturbación que sintamos, como la tensión, el estrés, los pensamientos negativos, la duda, la confusión, el miedo, el enfado, la frustración, el nerviosismo... en forma de mucosidades oscuras. La luz va cayendo con fuerza por todas las partes del cuerpo y despegando la energía perturbada que resbala hasta caer al río y la corriente la disuelve. Después se agradece a esta luz que nos haya liberado de la negatividad.
Este método de limpieza con visualización también puede llevarse a cabo bajo la ducha, visualizando que el agua material, que arrastra la suciedad de nuestro cuerpo físico, está envuelta en la luz de amor y sabiduría que arrastra la suciedad de nuestro cuerpo energético.
Las personas que tiene devoción por alguna divinidad pueden visualizarla encima de sus cabezas o frente a ellas irradiando luz de amor y sabiduría. Un chorro de esta luz que emana de la divinidad entra por su coronilla y va inundando todo su cuerpo, expulsando todas las negatividades y obstáculos que se disuelven en el espacio infinito.
Limpieza Energética Personal con Huevo
En México y otros países de Hispanoamérica existe la tradición de realizar estudios de la carga energética negativa de las personas y su limpieza mediante uso de huevos. Uno de los métodos usados es éste:
Para determinar la presencia de negatividad en la persona, se toma un huevo blanco que debe proceder del exterior y no haber estado previamente en el hogar ni en contacto con la persona a la que se va a limpiar. Es preferible que el huevo se encuentre a temperatura ambiente.
Se toma un vaso de cristal transparente lo más alto y ancho posible con agua dulce hasta la mitad. Para realizar el ritual se puede usar un altar con una vela encendida.
La persona a la que se le va a limpiar estará de pie con los ojos cerrados mientras se toma el huevo con las dos manos y se coloca a la altura de la frente de quien va a realizar la limpieza, quien, si lo desea puede rezar sus oraciones y se repite varias veces el nombre de quien va a ser limpiado y es conveniente explicar las razones por las que se va a proceder a realizar este ejercicio ya que esto le da dirección y certeza a los elementos para que actúen de manera más eficaz.
Se pasa tocando el cuerpo de la persona, trazando círculos alrededor de su cuerpo de arriba a abajo, poniendo énfasis en las extremidades y en la base del cráneo. Se rompe el huevo y se deja caer clara y yema en el interior del vaso con agua tratando de evitar que se rompa la yema. Se dejar reposar entre 4 y 24 horas para proceder a su interpretación, según se muestre el contenido del vaso durante ese tiempo. Es importante no mostrar el huevo si se trata de una mujer embarazada a quien se limpia; no debe ver el huevo, pues el bebé podría absorber la posible negatividad de la madre, ya que durante la gestación la mujer es, en definitiva, un gran huevo.
Si el huevo se revienta cuando se estás pasando a la persona no es preocupante, es que hace mucho las energías negativas le rondan y no había hecho nada; se toma otro huevo y se vuelve a empezar, el otro se tira sin romperlo más.
La turbulencia del huevo, su aroma, la forma de la yema y la clara, indicarán la posible presencia de negatividad en la persona a limpiar. La yema describe la forma de órganos, en donde se alojan los males, o ubica, si se trata de un diagnóstico, en donde estaba el mal y como proseguir un tratamiento herbolario, etc., la clara es la más elocuente, literalmente describe a través de hilos y burbujas, las formas en que el paciente se hizo acreedor a aquel malestar. La presencia de formas como pequeños alfileres nos indican múltiples pensamientos hostiles, enviados conscientemente a aquella persona, las formas de ojos, que en especial se manifiestan en niños, son la presencia de envidias o lo que se suele llamar “mal de ojo” y en un adulto indican malos sentimientos que otros experimentan hacia él. Cuando el huevo se asienta transparente y sin turbulencias, es que no hay ningún daño, ni agresión en el aura de la persona, no hay energía dañina:
· Si salen muchas burbujas rodeando la yema o brotan hacia la parte de arriba, es el llamado “aire” lo que pasa es que la carga de energía negativa es demasiada y la persona a limpiar está muy cansada, sin fuerzas para hacer las cosas, incluso hay quien manifiesta dolores de cabeza, malestar general o mareos.
· Si te sale cualquier tipo de figura, ya sea persona, animal u objeto en la yema; ese es el objeto de preocupación: si es una persona, es quien la envidia; si es un animal, se debe analizar la preocupación que se manifiesta a través de los sueños.
· Si salen picos hacia arriba en forma de clavos o agujas, son las personas envidiosas que le están cerrando los caminos para su prosperidad y bienestar personal.
· Si una especie de manto cubre la yema, significa que se siente que alguien constantemente le está molestando y provocando, el huevo absorberá más tarde lo malo que te están enviando.
· La presencia de puntos rojos y negros en la yema representan la tendencia a enfermedades; hay que poner atención a estos avisos.
· Cuando alguien siente que tiene mal de ojo, el huevo se pone turbio, hay muchos picos y muchas burbujas.
· La presencia de ojos en el huevo significa que alguien le ha estado vigilando y le tiene envidia, lo que le provoca bloqueos y malestares.
· Los picos hacia abajo indican que debe controlarse, tiene mucho resentimiento que no ha sacado.
· Cuando tiene dolores de cabeza o malestares en todo el cuerpo es muy común que haciendo una limpia con huevo desaparezcan, esto pasa debido a las energías negativas (propias y ajenas que se han absorbido) que se acumulan y no tienen modo de salir.
· Las figuras enroscadas son malestares físicos que ha ido ignorando, cuando, a veces, siente dolores o molestias a las que no se atiende, están advirtiendo de la necesidad de realización de un chequeo médico para descartar cualquier enfermedad o problema de salud real.
· Si la yema siempre se va hasta el fondo al romper el huevo, si queda en medio o sube es señal de que hay problemas y alguien está haciendo algún trabajo de magia negra en contra la persona.
· La presencia en el huevo de figuras geométricas indica muchos malestares físicos provocados por algo que no ha dicho; cuando son formas de triángulo representan mentiras que ha dicho pero siente culpa; los cuadrados son signo de que necesita avanzar en la situación en la que se encuentra.
· Halos blancos alrededor de la yema son muestra de que ha tomado decisiones muy precipitadas y debe retroceder un poco para retomar el camino.
· Cuando la yema parece cocida, está caliente y queda muy blanca la clara; es símbolo de que hay energías negativas moviéndose en el ambiente, y deben limpiarse, es muestra de magia negra en su contra.
· Si se aprecian remolinos o figuras de nubes existen problemas a nivel emocional que están dañando las relaciones que tiene con los demás.
· Si hay muchos hilos que suben significa que los chismes le están afectando, hay gente que quiere verle infeliz.
· Si salen caras, siluetas o perfiles de personas, los espíritus que están a su alrededor quieren darle un mensaje y empieza a notar las señales.
· Las telarañas, son muestra de que mucha gente le tiene envidia y quiere que ese proyecto, negocio o ascenso no se logre.
· Las figuras de animales simbolizan la energía que tiene se va por poner las prioridades en cosas que realmente no tienen tanta importancia.
· Al ver figuras de flores las energías negativas se van alejando y empieza un buen momento para la persona.

Realizada la interpretación transcurrido el tiempo estimado, se dice que existen varias formas de llevar a cabo la limpieza. Uno de las formas es volver a dejar durante el mismo tiempo empleado para realizar el pronóstico, el vaso con el agua y el huevo añadiéndole un chorro de vinagre y unos pellizcos de sal gruesa marina. Transcurrido ese tiempo, se arroja todo el contenido del vaso al inodoro y se vacía sobre el la cisterna con el objeto de que la negatividad recogida en él se aleje mediante el agua corriendo.
Otro sistema dicen que es verter el contenido del vaso en el inodoro y, sin vaciar la cisterna, pedir a la persona a limpiar que orine sobre él, pues la orina se supone que anula todo daño posible. Como es lógico, después se vacía la cisterna.
Para comprobar los resultados de la limpieza, se repetirá el proceso completo al cabo de 2 ó 3 días hasta que el contenido del vaso quede limpio de posibles muestras de negatividad.
Respecto a la realización del proceso completo de limpieza con huevo, no se recomienda realizarlo con excesiva frecuencia, ya que arrastra energías luminosas también; luego, sólo se realizará cuando se está expuesto a mucha densidad.

Saber Popular y Tradiciones
Hay un conjuro mágico, de origen popular, que evita la entrada en casa a las tensiones y malas vibraciones que se hayan podido coger en el exterior; consiste en decir una frase, ya sea verbal o mentalmente: “El mal de fuera, que no entre dentro”, antes de atravesar el umbral de la casa. Tras decirla se sacuden los pies, para simbolizar que se deja atrás el polvo recogido, y se entra en casa.
El tradicional muérdago que se suele colgar por Navidad, en el vestíbulo de la puerta de entrada, simboliza el amor, la paz y la reconciliación, y constituye un protector que invita a dejar fuera los desacuerdos y las tensiones. Quizá la costumbre de mantener el muérdago colgado durante el resto del año, hasta su reemplazo en la siguiente festividad navideña, responde a una memoria ancestral sobre la necesidad de mantener protegida la entrada de la casa de las energías perturbadoras.

Nota: Ana Molina, como autora de este artículo y administradora del blog, no se hace responsable del uso que se realice y de la veracidad de las técnicas aquí descritas, ya que son una mera recopilación de métodos pseudocientíficos, luego, sin rigor científico que los avale.