martes, 31 de enero de 2012

Marinero en Tierra



 ... Y ya estarán los esteros
rezumando azul de mar.
¡Dejadme ser, salineros,
granito del salinar!
¡Qué bien, a la madrugada,
correr en las vagonetas,
llenas de nieve salada,
hacia las blancas casetas!
¡Dejo de ser marinero,
madre, por ser salinero!

Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.
¡Oh mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!


(Rafael Alberti)


La Guitarra


Empieza el llanto
de la guitarra.
Se rompen las copas
de la madrugada.
Empieza el llanto
de la guitarra.
Es inútil callarla.
Es imposible
callarla.
Llora monótona
como llora el agua,
como llora el viento
sobre la nevada.
Es imposible
callarla.
Llora por cosas
lejanas.
Arena del Sur caliente
que pide camelias blancas.
Llora flecha sin blanco,
la tarde sin mañana,
y el primer pájaro muerto
sobre la rama.
¡Oh, guitarra!
Corazón malherido
por cinco espadas.


(Federico García Lorca)




En la redonda encrucijada,
seis doncellas bailan.
Tres de carne y tres de plata.
Los sueños de ayer las buscan,
pero las tiene abrazadas,
un Polifemo de oro.
¡La guitarra!


(Federico García Lorca)




Consumación



Si yo fuese un niño,
si yo fuese un niño, redondo, quieto y sumergido.
Sumergido, no; sacado a la luz, estallado hacia fuera, exhibido en esa otra Creación donde un niño es un niño en su reino.
Pero si sumergido estuve antaño, bajo las aguas de la luz que eran cielo y sus ondas,
hoy no puedo sino decirlo, tomar nota, procurar explicarlo,
prohibiéndome al mismo tiempo la confusión de lo que veo con lo que fue y ha sido.
Todavía el hombre a veces intenta explicar un sueño, dibujando la presencia del amor,
el límite del corazón y su centro justísimo.
Aún intentar decir: «Amo, soy feliz; me conformo.»
Que es tanto como decir: «Soy real.» Pero cuando las hojas todas se han caído:
primero las flores, luego los mismos frutos, más tarde el humo, el halo
de persuasión que rodea a la copa como su mismo sueño
entonces no hay sino ver aparecer la verdad, el tronco último, el
despojado ramaje fino que ya no tiembla.
La desnudez suprema del árbol quedado
que finísimamente acaba en la casi imposible
ramilla,
tronquito extremo sin variación de hoja,
superación sin música de la inquietante rueda de las estaciones.

Entonces llega el conocimiento, y allá dentro en el nudo del hombre,
si todavía existe un centro que tiene nombre y que yo no quiero mencionar;
si aún persiste y exige y golpea imperiosamente, porque nadie quiere morir,
puedes sonreír de buena gana, y burlarte, y mirándolo con desdén quiere morir,
decir con voz muy baja, de modo que todo el mundo te oiga:

«Amigo...: todo está consumado.»



(Vicente Aleixandre)


Nanas de la Cebolla



La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


(Miguel Hernández)






La Generación del 98



Se llama así al grupo de artistas y creadores (escritores, pintores y músicos, principalmente) que comienzan a darse a conocer hacia finales del siglo XIX, y que se caracterizan por incorporar a su obra una reflexión sobre España basada en su tradición, con una especial atención a la España interior, preferentemente Castilla, pues la consideran la esencia de la identidad hispana, resultando la principal inspiradora de ensayos, novelas, poemas, obras de teatro, cuadros, y fotografías. En cambio, para los músicos asociados a este grupo, Andalucía fue su principal fuente de inspiración. Pues sus ritmos se asociaron a lo más característicamente español.

La producción de los literatos de este grupo (habituales colaboradores de los periódicos) tuvo a menudo una orientación regeneracionista; de crítica enamorada de una España que les apasionaba pero que deseaban reformar. Esta regeneración consideraban que debía de hacerse desde su propia historia, desde su esencia característica; a diferencia de otros autores, no buscaban - ni aceptaban - la influencia proveniente del exterior.

Indignados por la falta de reacción de las autoridades y de las masas populares ante la humillante derrota de 1898 ante los Estados Unidos, decidieron liderar la reacción de los intelectuales jóvenes frente al Régimen de la Restauración borbónica y los escritores consagrados por esta. Por ello la mayoría de estos escritores estuvieron activamente involucrados en política, presentándose a las elecciones con variable éxito y promoviendo numerosos manifiestos.

Este grupo estuvo muy interesado en el arte en general y en la pintura en particular, a la que dedicaron gran cantidad de crísticas periodísticas y textos literarios. También reivindicaron la obra de maestros antiguos, como El Greco y Goya, a cuyas obras asignaron significaciones supra-artísticas de tipo simbólico e identitario.

Se caracterizó por su enfrentamiento al gobierno y a las instituciones culturales oficiales (hasta que en su vejez algunos de ellos fueron incoporándose a puestos directivos de algunas de éstas). Otro rasgo común es su pesimismo histórico tras la humillante derrota de España frente a Estados Unidos. Los grandes avances económicos, científicos y culturales de la España del comienzo del siglo XX no cambiarían su actitud crítica y su afán regeneracionista.

El "ser de España", su identidad, es su tema de inspiración predominante y la esencia de España la asocian a los paisajes, tradiciones y tipos castellanos, que conocen a través de excursiones.

Durante años se reunieron en los mismos cafés (Fornos, Lyon d'Or, Levante, etc.), suscribiendo manifiestos, organizando homenajes conjuntamente (en contra de personalidades, en defensa de amigos), escribiendo en revistas literarias (Don Quijote, Germinal, Vida Nueva ...), en tanto que los artistas exhibieron conjuntamente como grupo (Asociación de artistas vascos... ).

Entre los literatos que se suelen asociar más comúnmente con la generación del 98 se encuentran Azorín, Pío Baroja, Ramiro de Maeztu, Ramón del Valle-Inclán, Miguel de Unamuno, Rubén Darío, Antonio Machado y Ortega y Gasset.



Yo Persigo una Forma




Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,
botón de pensamiento que busca ser la rosa;
se anuncia con un beso que en mis labios se posa
al abrazo imposible de la Venus de Milo.

Adornan verdes palmas el blanco peristilo;
los astros me han predicho la visión de la Diosa;
y en mi alma reposa la luz como reposa
el ave de la luna sobre un lago tranquilo.

Y no hallo sino la palabra que huye,
la iniciación melódica que de la flauta fluye
y la barca del sueño que en el espacio boga;

y bajo la ventana de mi Bella-Durmiente,
el sollozo continuo del chorro de la fuente
y el cuello del gran cisne blanco que me interroga.

(Rubén Darío)


¡Dime que dices, Mar!




¡Dime qué dices, mar, qué dices, dime!
Pero no me lo digas; tus cantares
son, con el coro de tus varios mares,
una voz sola que cantando gime.

Ese mero gemido nos redime
de la letra fatal, y sus pesares,
bajo el oleaje de nuestros azares,
el secreto secreto nos oprime.

La sinrazón de nuestra suerte abona,
calla la culpa y danos el castigo;
la vida al que nació no le perdona;

de esta enorme injusticia sé testigo,
que así mi canto con tu canto entona,
y no me digas lo que no te digo.


(Miguel de Unamuno)


A un Naranjo y a un Limonero


Naranjo en maceta, ¡qué triste es tu suerte!
Medrosas tiritan tus hojas menguadas.
Naranjo en la corte, ¡qué pena da verte
con tus naranjitas secas y arrugadas!.

Pobre limonero de fruto amarillo
cual pomo pulido de pálida cera,
¡qué pena mirarte, mísero arbolillo
criado en mezquino tonel de madera!

De los claros bosques de la Andalucía,
¿quién os trajo a esta castellana tierra
que barren los vientos de la adusta sierra,
hijos de los campos de la tierra mía?

¡Gloria de los huertos, árbol limonero,
que enciendes los frutos de pálido oro,
y alumbras del negro cipresal austero
las quietas plegarias erguidas en coro;

y fresco naranjo del patio querido,
del campo risueño y el huerto soñado,
siempre en mi recuerdo maduro o florido
de frondas y aromas y frutos cargado!


(Antonio Machado)



Rosa de Alejandría



Docta en los secretos de la abracadabra,
dispersó en el aire, tus letras, mi mano,
y al caer, formóse aquella palabra,
cifra de tu enigma y luz de tu arcano.

¿Por qué ley se juntan en nueva escritura
los signos dispersos? ¿Qué azar hizo el juego?
¿Qué ciencia de magos alzó la figura
y leyó el enigma? Sierpe, Rosa, Fuego.

¡Sierpe! ¡Rosa! ¡Fuego! Tal es tu armonía:
gracia de tres formas es tu gracia inquieta,
tu esencia de monstruo en la alegoría

se descubre. Antonio el anacoreta
huyó de tu sombra por Alejandría.
¡Antonio era Santo! ¿Si fuese poeta?...


(Ramón M. del Vallé Inclán)


lunes, 30 de enero de 2012

Quizás... Si me Diera Permiso...



"Cuando Luz tenía 5 meses su madre resbaló de una silla, mientras trataba de alcanzar la batidora para prepararle la primera papilla de verduras. Y mientras su madre permanecía inconsciente en el suelo de la cocina, ella estuvo 6 horas sola en la cuna. Tenía hambre, lloraba, gritaba y estaba asustada. Aquella fue la primera vez que sintió el miedo.

Cuando el padre de Nébulo se despidió de él con un beso, lloró, cogió la maleta, miró con dureza a su mujer y salió dando un portazo para no volver, Nébulo se aferró con fuerza a su madre, pensando que era culpa suya y temiendo que ella también se fuera. Y Nébulo descubrió el abandono a los 6 años.

Luz escribió en un trozo de papel un te quiero tembloroso e inexperto y se lo entrego a Daniel nada más entrar en clase, con la ansiedad acumulada en toda una noche sin dormir.
Cuando Daniel, sin mirar el papel, se puso a cambiar cromos sin darse cuenta que su nota se caía al suelo Luz se sintió rechazada, pensó que ella no era suficientemente guapa para que él se interesara por ella. Y Luz dejó de quererse y padeció la falta de autoestima. Si hubiera sabido que Daniel a sus 10 años no tenía ningún interés por las niñas y que años después fue él, el que estaba secretamente enamorado de ella....

Nébulo miraba como Clara se daba la vuelta y se iba alejándose por la calle. Su miedo al abandono había provocado que terminara agobiando a Clara, su primera novia. Y mirando como se alejaba... Nébulo se convirtió en un joven inseguro y huidizo.

Luz había perdido el autobús y entro corriendo en la autoescuela, se sentía despeinada, sudada y descuidada. Cuando abrió la puerta y se encontró con la linda mirada de Nebulo, y este aparto la mirada, ella trato de ignorar la pequeña punzada que sintió en el pecho, ya estaba tan acostumbrada a sentir el rechazo, que se alegró de que quedara otra silla libre e impasible paso por su lado y se sentó al final de la clase.

Cuando Nébulo vio entrar a Luz en la autoescuela se enamoró al instante, y cuando vio que ella le miraba, él bajo la vista avergonzado. Sólo quedaban dos sitios en la sala y cuando ella pasó por su lado sentándose en la silla más alejada, Nebulo se dijo que era demasiado guapa para él."



Si Luz se hubiera valorado y querido...
Si Nebulo descubriera que su seguridad esta dentro de él....
Si Luz sobrepasara su miedo al rechazo...
Si los dos aprendieran a no suponer lo que piensa el otro, a jugar y disfrutar del juego de la seducción, a leer en el cuerpo del otro, a expresarse con seguridad con todo el cuerpo....

Quizás hubieran podido vivir una historia preciosa...
Quizás se han negado a ellos mismos conocer decenas personas maravillosas...
Quizás...



SEDUCCIÓN NATURAL
Sólo si te aceptas y te quieres sabrás lo que es ser querido.
El generar con seguridad admiración, atracción, deseo y amor.
La conexión con el otro, los otros.
Estar conectado, expresarse sin miedo.
Disfrutar del juego de seducir, sin expectativas.


Cita de Ayn Rand



El 2 de febrero de 1905 nació en San Petersburgo la filósofa y escritora estadounidense de origen ruso Alissa Zinovievna Rosenbaum, mas conocida en el mundo de las letras bajo el pseudónimo de Ayn Rand, fallecida en marzo de 1982 en New York.

Nunca más oportunas las palabras de la autora de esa magnífica novela titulada "Atlas Shrugged", traducida al español como "La Rebelión de Atlas":


"Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo y que las leyen no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, sin ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada".

(Ayn Rand. 1950)


sábado, 28 de enero de 2012

Vengo del Ayer. Las Memorias de la Mujer a Través de la Historia



Recibí por correo electrónico esta sensible y realista narración sobre la memoria viva de la mujer que viene desde el ayer resistiendo con dolor a la opresión y la condena por su condición femenina. La voz de quien la historia ha enmudecido y sentenciado como culpable de los males de la humanidad a pesar de haber sido procreada por ella. Un alegato a sus sentimientos y en favor de los derechos fundamentales e inherentes a la totalidad del género humano.


La autora del poema original, "Reencarnaciones", es la escritora, historiadora y socióloga ecuatoriana Jenny Londoño López, por el cual fue galardonada con el 1er. premio en el concurso de poesía "Gabriela Mistral" de Ecuador en 1992 y que se encuentra publicado en el poemario "De Nostalgias y Sueños". Este poema se ha difundido mundialmente de manera virtual, tal y como yo presento en este video de mi creación y, por supuesto, con todo mi respeto y admiración por su autora, Jenny Londoño.

Me he permitido la libertad de tomarlo como base para montar este video, con la única intención de solidarizarme con su mensaje y colaborar en su difusión en pro de la sensibilización social ante la desigualdad de género que aún se viene manifestando en muchos puntos de nuestro planeta.

Mi agradecimiento a Jenny Londoño por permitirme compartir su hermoso poema.




AnA Molina (Administrador del blog)


miércoles, 25 de enero de 2012

Aquellos Niños de la Generación de la E.G.B.


"Cualquier tiempo pasado fue mejor".
(Jorge Manrique)







Dedicado a todos aquellos chicos y chicas que crecieron y formaron parte de la generación de la E.G.B. (Educación General Básica para los más jovenes ignorantes de lo que significa porque pertenecen a "eso" que llaman la E.S.O.


Las madres de los que formamos parte de la generación De la E.G.B. quitaban el polvo con "Centella", lavaban la vajilla con un bote blanco con el tapón naranja de "Mistol" y al Jabón de "Marsella" le llamaban "Lagarto".  Nuestros padres conducían un "Seat 131 Supermirafiori" y no un "Volkswagen Passat" o un Nissan 4 x 4". Nuestras bicis eran "BH" y nuestras primeras zapatillas de deporte fueron unas "Paredes", aunque a nuestras madres les gustaran más las "Kickers", no "Nike" o "Reebook". Con suerte vestíamos vaqueros "Luis" y no "Lewis", "Pepe Jeans" o tantas marcas de renombre internacional como abundan en la actualidad.


Nos cortaban el pelo "a navaja". Todos veíamos "TVE1" y "TVE2"; eso si, podíamos elegir entre el UHF y el VHF, pero no podíamos escoger entre la mutitud de canales que ofrecen hoy en día en "Canal+", "Canal Digital", "ONO" o "Imagenio". No existía la "HD" (High Definition), ni el "Dolby Surround", ni la "TDT" y, ni que decir tiene, no necesitábamos gafas para ver una "peli" en "3D".


Todos bebíamos gaseosa "La Casera" o "La Pitusa", ahora, los muchachos de la E.S.O. bebe  "Acuarius", "Gatorade" y "RedBull" que "les da alas" y les pone "espídicos" de tanta cafeína como contiene entre otros aditivos de efectos no muy saludables.  Los hombres fumaban "Celtas" o "Ducados" y nuestros chavales de hoy en día fuman "Marlboro", "Camel" o "Pall Mall". Los chicles eran "Cheiw"' y los caramelos "Pez".


La gente dormía de miedo en colchones "Pikolín" ahora se necesita un colchón viscoelástico contruido con materiales desarrollados por la NASA. El Athletic de Bilbao y el Real Madrid ganaban ligas a pares, hasta que a Butragueño le dio por enseñar los genitales. A Sabrina se le escapó un pecho en una Gala de Nochevieja y en todo el país no se habló de otra cosa hasta el mes de marzo, cuando en la actualidad ningún niño pequeño se sorprende de ver a una mujer desnuda en cualquier programa televisivo o incluso en dibujos animados ideados especialmente para ellos, como es el caso de "Líos de Pingüinos" cuyo creativo debe ir de "ácido" (o drogas sintéticas que están más en voga) para desarrollar los episodios. Una Señora le contaba a "Encarna de Noche" que se le quemaba el hijo en Móstoles porque tenía las empanadillas haciendo la mili, ahora disfrutan con monólogos a los que, personalmente, no les encuentro ninguna gracia y me dan ganas de llorar aquellos que se creen muy graciosos. Veíamos el concurso "Un. Dos. Tres" reunida toda la familia a ver quien respondía más preguntas, mientras que ahora se ve como se despellejan los "frikis" y famosillos de turno en "Salvame de Luxe" o esperamos que expulsen a Juanito López de "Gran Hermano".


Una caja de 12 "Plastidecores" era un buen regalo de cumpleaños y por uno "color carne" eras capaz de matar; las cajas de 24 eran como Bin Laden, existían, pero nadie las había visto nunca. Ahora un regalo de cumpleaños no es bueno si no supera los 200 € de una consola "Play Station", "XBox" o "3DS", las cuales no servirán para nada si no se les añade la tarjeta de memoria para guardar las partidas y una diversidad de juegos valorados en un mínimo de 40 € cada uno.


Una bolsa de pipas "Facundo" de 15 "pelas" era enorme y por una peseta te daban dos "Sugus". Ya se acabaron los caramelos "Saci", los "Toffees" y las que tanto me gustaban "Pastillas de leche de burra". Ahora son las "nubecitas", las "gominolas", los "Cheetos", los "Fritos" y los "Risketos".


Yo era feliz si mis padres me invitaban a tomar un batido, una horchata o una leche merengada, ahora beben "Coca Cola"... o combinados alcohólicos junto a ella.


Decían que "a mí me daban dos", refiriéndose a los "Petitsuisse", pero no es cierto, porque en la época de la E.G.B. ¡No existían aún los "Petitusisse"! Las "María" eran "Fontaneda", los camiones "Ebro", los trenes "Talgo" de fabricación nacional y no "AVE" de fabricación francesa con los que contamos en la actualidad; ¡Y qué digamos de los monovolúmenes! ¡Eran "ovnis", por lo menos!

Repartían álbumes de coleccionables a las salidas de los colegios para engancharte y aunque los sobres de cromos costaban 5 "pelas", también te los daban con las tapas de los yogures "Yoplait" y los pastelitos "Bimbo". ¡Lo mejor! buscar aquel cromo que te faltaba para  intercambiarlo y jugar al "si-le / no-le... tengo".


Nuestras madres nos advertían que no aceptasemos caramelos de personas que nos los ofreciesen a la salida del "cole" porque podían contener droga; jamás me encontré con una de esas "expendedoras de drogas infantiles". Pero ahora sí es cierto que, a las salidas de los colegios, al menos de los institutos, lo que te encuentras es a los "camellos" vendiendo hachis pakistaní y de mala calidad al que le añaden otras sustancias adictivas para enganchar a los chavales con las consecuencias nefastas que esto puede tener para su salud y desarrollo intelectual.


El camión del butano tocaba la bocina o el butanero golpeaba las botella vacías contra las barras del camión cuando llegaba al barrio y el afilador nos amenizaba con su armónica. Si a la hora de ponerte a cocinar compruebas que un cuchillo no corta bien, ya no tienes al afilador, tienes a IKEA para ir a comprarlo a precio barato, mientras arrasas con un cojín, un cuadro, un florero y la estantería que necesitabas para el cuarto de los niños.


Los críos se hacían brechas con los hierros oxidados de los columpios y nuestros padres no salían corriendo a urgencias a ponernos la vacuna antitetánica y, en su defecto, en alguno de los casos, además, nos daban algún que otro cachete por haber roto los pantalones o arañarlos las rodillas al caernos.  En vez de un "Magnum Almendrado", pedías un "polo de limón" y a veces, el chocolate era "La Campana de Elgorriaga" (malo, malo, malo). No teníamos cuentos electrónicos, sino tebeos del "Capitán Trueno", de "Zipi y Zape",  de "Mortadelo y Filemón" que nunca eran nuevos y pasaban de mano en mano. Ahora ven dibujos animados de "Pokemon", esos monstruitos que no se sabe que son ni de donde proceden y que se guardan en unas bolitas hasta que sus "entrenadores" los sacan a combate.


No exisitían niños de E.G.B. que fueran hiperactivos, simplemente eran niños mal eduacados, extremadamente revoltosos y malos estudiantes. Hoy en día, al menor síntoma de conducta extraña califican alegremente a los niños de la E.S.O. a padecer TDAH (Trastorno por Deficit de Atención e Hiperactividad) sin realizarles las más mínimas purebas médicas que lo corroboren.


La leche no venía empaquetada en "tetra brik", sino en un sistema más sofisticado: botellas de cristal o bolsas de plástico para las que luego se necesitaba un recipiente para poder meter su contenido en la nevera.


En lugar de grabar la música en CD, se hacia en un cinta de cassette "TDK" y la llenabas con 90 minutos de la mejor música...eso si, si alguno de tus colegas tenia un radiocasette de doble pletina, ahora, cuando vas a comprarte un equipo de música te cobran el impuesto por los derechos de autor por poder reproducir y difundir su música, alguna insufrible, dicho sea de paso.


Aquella generación coleccionabamos cochecitos "Guisval", teníamos "Scalectrix", o un tren eléctrico, construíamos nuestros castillos con el "Tente" o el "Exin Castillos" o jugábamos con el "Fuerte de Playmobil", jugábamos con las muñecas de "Famosa", veíamos películas de Disney en el "CinExin" a la vieja usanza, dando vueltas a la manivela. Ahora las construcciones pasaron a la historia, en el mejor de los casos "videojuegan" con el "Tetris" o más modernos y sofisticados aún. Las películas las ven en su dormitorio, en la televisión y el DVD que no les puede faltar junto a su ordenador portátil de última generación.


Aparecían los primeros anuncios que entonces parecían de lo más sofisticado, donde el helicóptero de "Tulipán" aterrizaba en los colegios o piscinas para regalar bocadillos a los niños que allí estaban. Los "Donuts" se nos olvidaban y si no se nos olvidaba la cartera. En aquel entonces empleábamos el vaso de "Nocilla" para dibujar a Naranjito, hoy vienen ya con diseños de Ágata Ruiz de la Prada. La merienda preferida era la de "leche, cacao, avellanas y azúcar..." ¡A saber que le ingredientes tendrá la "Nutella" esa.



Vivir en el siglo XXI implica que accidentalmente tecleas tu password en el microondas; no has jugado solitarios con cartas verdaderas en años, sino delante del monitor de tu ordenador; tienes una lista de 15 números telefónicos para ubicar a tu familia de sólo 3 miembros; le envías un e-mail a la persona que se sienta junto a ti; la razón que tienes para no estar en contacto con tu familia es por que no tienen correo electrónico y estás demasiado ocupado.


Te vas a casa después de un largo día de trabajo y cuando suena el timbre de tu teléfono fijo te preguntas que te querrán vender, porque ninguno de tus amigos lo usa ya (eso en el supuesto de que tengas teléfono fijo); hasta cuando haces llamadas telefónicas desde tu casa, marcas el '0' para que te dé línea creyéndote aún en la oficina; ya no memorizas los números de teléfono, sino que acudes a la agenda de tu móvil y no te sabes ni el tuyo propio.


Has estado sentado en el mismo escritorio cuatro años y has trabajado para 3 empresas distintas o bien has estado en edificios de 4 compañías diferentes y siempre has trabajado para la misma; tu jefe no tiene la habilidad para hacer tu trabajo, pero tú sientes que tienes que tener la capacidad de hacer el suyo aunque su sueldo no lo reparta contigo.


Cuando llegas a casa de alguien no le llamas al portero automático, sino que le haces una llamada perdida para que baje a abrirte por medidas de seguridad; no tienes suficientes enchufes en casa para todos tus aparatos electrónicos, si pones a cargar el móvil tienes que quitar el cargador de pilas, el MP3 o la Palm; salir de tu casa sin móvil, el cual no has tenido los primeros 20, 30 o hasta 50 años de tu vida, te hace entrar en pánico y regresas a por él.  14; te levantas por la mañana y te conectas a internet a leer el periódico, para ver tu correo electrónico o para ver si tienes algún comentario de algún amigo al que no has visto jamás en Facebook y todo eso antes de tomarte un café; recibes en tu móvil mensajes indescriptibles, con los que piensas si los extraterrestres están queriendo contactar contigo y es que "Ntnds msjs cm st" (no entendemos mensajes como éste); hablas, discutes y sonriés al ordenador como si de una persona se tratase y encima lo haces con vergüenza por pensar que alguien te pueda estar mirando y pensando que "se te ha ido la pinza".


¿Qué está pasando? Estás echando tus pensamientos hacia atrás recordando todo lo que viviste, sin darte cuenta de lo que estás disfrutando hoy, de la evolución que has tenido en tu vida y sin reírte de tu propia caricatura al ver la vida plácida y sencilla que tuviste frente a la automatización de nuestra cultura y civilización, del "robot" en que te has convertido.

Pero, piensa en positivo, ningún tiempo fue mejor o peor que otro, son sólo los momentos que nos toca vivir, simplemente es la evolución de la vida y hay que tratar de vivir cada instante con la misma intensidad que lo hacíamos cuando éramos niños.


Texto recogido de un e_mail recibido hace tiempo de autor desconocido y adaptado por:

AnA Molina (Administrador del blog)


Alfabeto Emocional



El Dr. Juan Hitzig es autor del libro "Cincuenta y tantos. Cuerpo y Mente en Forma Aunque el Tiempo Siga Pasando".


En la página de Gerontología de la Universidad Maimónides se lee:

"No hay duda de que el ser humano vive cada vez más. ¿Cómo hacer para que esta longevidad no sea una acumulación de dolencias y enfermedades, sino una etapa vital, plena de experiencias y desarrollo personal?"

Las ideas centrales de este libro se basan en investigaciones que demuestran que alrededor de los cincuenta años se encuentra el punto de inflexión biológica que define en qué forma envejeceremos. Transmitiendo experiencias y observaciones que ha hecho a lo largo de su carrera, el autor sugiere ideas y conclusiones que ayudarán a los lectores a acceder a una longevidad saludable. Tomando en cuenta aspectos biológicos, sociológicos, psicológicos e incluso espirituales, presenta una manera de encarar los próximos años que permitirá frenar el envejecimiento y renovar, con inteligencia, la segunda mitad de la vida de muchos.


Profesor de la Universidad Maimónides y reconocido gerontólogo dedicado a  estudiar las causas de la longevidad saludable sostiene con humor que:

"El cerebro es un ‘músculo' fácil de engañar; si sonríes cree que  estás contenta y te hace sentir mejor".

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una  realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción  (del griego "emotion", "movimiento"), un movimiento de neuroquímica y hormonas  que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de  malestar, enfermedades e incluso de muerte. Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene  memorizar.


Las conductas con "R": Resentimiento, Rabia, Reproche, Rencor, Rechazo, Resistencia, Represión, son generadoras de coRtisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia  prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el  riesgo de adquirir enfermedades cardio-cerebro-vasculares.

Las conductas "R" generan actitudes "D": Depresión, Desánimo, Desesperación, Desolación...
En cambio, las conductas con "S":  Serenidad, Silencio, Sabiduría, Sabor, Sexo, Sueño, Sonrisa, Sociabilidad, Sedación, son motorizadoras de Serotonina, una hormona generadora de tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

Las conductas "S" generan actitudes "A": Ánimo, Aprecio, Amor, Amistad, Acercamiento...

Así toma sentido lo que siempre se llamó "hacerse mala  sangre" no es más que un exceso de Cortisol y una falta de Serotonina en la  sangre.

Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:
•Presta atención a tus pensamientos pues se harán palabras.
•Presta atención a  tus palabras pues se harán actitudes.
•Presta atención a tus actitudes porque se harán conductas.
•Presta atención a tus conductas porque se harán carácter.
•Presta atención a tu carácter porque se hará biología.

Basta con pacticar.

Hace muchos años el poeta Rabindranath Tagore dijo:

"Si tiene remedio, ¿de qué te quejas? Y si no tiene remedio, ¿de qué te quejas?"

Podría servirnos para aprender a dejar las quejas y los pensamientos negativos de lado y buscar en cada situación el aspecto positivo ya que hasta la peor de  ellas lo tiene.  De esa forma nos inundaría la Serotonina con todas sus "eses", la Sonrisa se nos  grabaría en las mejillas y todo ello nos ayudaría a vivir mucho mejor ese montón de años que la ciencia nos ha agregado.  Porque el Dr. Hitzig ha comprobado con sus investigaciones  que quienes envejecen bien son las personas  activas, sociables y sonrientes. No las Rezongonas, malhumoradas y avinagradas que nadie quiere tener cerca.

Empecemos hoy practicando las "eses" frente al espejo para mejorar nuestro humor y cuidar nuestra salud.



¿Estás de acuerdo con el alfabeto emocional?

¿Qué abunda más en tu vida, "R" o "S"?


La Sexualidad No Tiene Edad



Cuando hablamos de sexo, la edad sí importa. La sexualidad no se vive de la misma manera a los 20, que a los 40 y, mucho menos, a los 60. Pero no intente ponerle edad a la sexualidad. Forma parte de la esencia del ser humano, por lo que ha de vivirse con total naturalidad. Desde la más tierna infancia, los niños exploran su propio cuerpo y sienten una gran curiosidad por saber cómo es el de los demás. Los bebés se tocan los genitales sin pudor porque sienten placer. A medida que se van haciendo un poquito mayores, la autoexploración y los juegos continúan, pero con el tiempo aprende que es algo que deben hacer en privado, a escondidas de los mayores. Y es que la sexualidad, simplemente, se va transformando a lo largo de nuestra vida.


Adolescencia
La adolescencia es tan maravillosa como conflictiva. El interés por el sexo llega a centrear la mayor parte de los pensamientos y de las conversaciones con los amigos. Hasta mediada esta etapa, la masturbación va a ser la principal actividad sexual de chicos y chicas; con ella se conocen mejor y sienten desahogo y placer.


Una de las mayores inquietudes de los adolescentes es cuándo comenzarán a mantener relaciones sexuales, especialmente el coito: ser o no ser virgen se perfila como una frontera que distingue a los "pardillos" de los "líderes", a las "buenas chicas" de las "lanzadas"... Por desgracia, todavía hoy se sigue midiendo por un rasero distinto a ellos y a ellas.

Estar o no a la altura, ceder a la presión del grupo, no sentirse marginado, entre otras razones, pueden empujar al adolescente a "estrenarse" en el sexo sin que sea un acto decidido libre, madura y responsablemente. De hecho, la edad a la que los chicos y las chicas españolas comienzan a tener relaciones sexuales con penetración es cada vez más precoz: la media se sitúa entre los 16 y los 17 años.

A menudo, la falta de madurez implica también irresponsabilidad a la hora de controlar la anticoncepción. Los adolescentes saben perfectamente que los embarazos se producen por relaciones sexuales sin protección, pero eso no impide que cada año 30.000 menores de 20 años se queden embarazadas sin desearlo en nuestro país. Por una parte, no saben bien cómo utilizar los métodos anticonceptivos; por otra, les surgen un sinfín de "razones" para no emplearlos: encuentros esporádicos y muchas veces inesperados, consumo excesivo de alcohol y otras sustancias, etc. Asimismo, muchas chicas se quedan embarazas por ingenuidad (tiendes a creer lo que les dicen su parejas o las amigas), o porque no le piden a su compañero que utilice un preservativo.


Juventud
A medida que la adolescencia cede terreno a la juventud, el sexo imprevisto y apresurado, con o sin protección, va dejando paso a relaciones más estables y con los años los jóvenes son más conscientes de los riesgos que corren si mantienen relaciones sexuales de riesgo. Paradójicamente, esta estabilidad a veces se traduce en una apuesta mayor por la "marcha atrás", tal vez porque los chicos tienen más control sobre la eyaculación, o porque ellas confían más en que se van a "retirar a tiempo".


A losa veinte años, el sexo todavía es una prioridad, pero las cosas están más claras: se es más maduro, ya no se tiene la presión de la virginidad, pues lo normal es que ya se haya perdido y se despierta el interés por los aspectos emocionales y afectivos de una relación. La masturbación continúa estando muy presente y, al parecer, es la principal fuente de orgasmos de las chicas: quizás todavía sus parejas tienen poca pericia o quizás ellas mismas sienten apuro de decir en la cama lo que desean.


Edad Adulta
A partir de los 30 años se considera que comienza la plenitud de la vida sexual de una mujer. A esta edad, no sólo conoce ya su cuerpo, sino que también está más segura de sí misma y es más decidida para pedir a su pareja lo que desea. El temor a los embarazos a los embarazos no suele provocar tanta ansiedad como en edades previas. Por una parte, está muy familiarizada con la anticoncepción y, por otra, con esta edad un embarazo inesperado no tiene por qué ser un drama.


De los 40 en adelante, la frecuencia de las relaciones suele disminuir, pero no porque el interés desaparezca, sino porque, normalmente, la rutina conyugal, el acomodamiento y los desencuentros de la pareja van adormeciendo el deseo por el otro. Además, suelen ser años de crianza de hijos y de cansancio, de poco tiempo libre y de cierta pereza sexual. Aun así, los últimos estudios ponen sobre la mesa una realidad cuanto menos sorprendente: las mujeres de más de 40 años constituyen uno de los principales grupos de riesgo de embarazos no deseados. El porqué posiblemente resida en que como piensan que es difícil que puedan quedarse embarazadas, abandonan el uso de anticonceptivos. De hecho, se estima que el 51 % de las mujeres entre los 40 y 50 años no utilizan ningún método anticonceptivo.


Menopausia
Dejar de ser fértil puede vivirse de diferentes maneras. Para algunas mujeres significa disfrutar de una sexualidad no amenazada por la posibilidad de un embarazo no deseado y librarse de la menstruación; para otras, puede ser un amargo recordatorio del paso del tiempo que les lleve a rehuir las relaciones sexuales.


En el plano estrictamente físico, uno de los inconvenientes de la menopausia es que se puede dar una menor lubricación vaginal y, en consecuencia, que las relaciones sexuales se hagan molestas o dolorosas. Para paliar esta sequedad son muy útiles los lubricantes vaginales que, además, pueden incorporarse a los juegos de la pareja.


Madurez
La sexualidad en las personar mayores o en los ancianos está rodeada de falsas creencias que perpetúan la idea de que el sexo en la tercera edad es innecesario, anómalo, desaconsejable o anecdótico. Nada más lejos de la realidad: el 85 % de los mayores de 60 años continúan disfrutando del sexo. Y es que mientras se goce de un buen estado de salud, no hay razón alguna para que desaparezca el interés por el sexo y las prácticas sexuales.


Es muy importante aceptar el paso del tiempo. Quienes sigan anclados a un método juvenil o adolescente de la sexualidad serán quienes peor vivan esta etapa, pues no aceptan los cambios y los problemas que la edad trae consigo.


Fuente: El Periódico de la Farmacia.