martes, 24 de julio de 2012

La Rosa del Desierto, Generador de Energía Psíquica



"La belleza de cualquier clase,

en su manifestación suprema,

excita inevitablemente el alma sensitiva

hasta hacerle derramar lágrimas."

(Edgar Allan Poe)









Siguiendo con un tema ya tratado con anterioridad en el blog, la Gemoterapia, hoy me voy a centrar en otro mineral: la frágil y resistente, confusa y hermosa a la vez, rosa del desierto. Una multiplicidad de formas dignas de admiración y contemplación, procedente de un mundo donde las arenas del tiempo y el desierto bailan al compás del viento, llenando la vida de color, formas y exóticos aromas, creando esta extraordinaria roca.


Sin duda, todos hemos oído hablar de ella y hemos visto este bonito mineral muy solicitado por los coleccionistas. Las rosas del desierto o drusas cristalinas, presente en zonas desérticas, principalmente, en el desierto del Sahara, en Túnez y Argelia, están compuestas por granos de arena y tienen gran interés mineralógico, ya que se trata de una roca sedimentaria detrítica formada por diversas capas de yeso, agua y arena. Este conjunto de formas lenticulares entrelazadas forma cristales muy bellos que recuerdan la forma de una rosa, en este caso pétrea, de ahí la denominación de "rosa del desierto".

El yeso del cual están constituidas cristaliza de muchas formas y una de ellas es haciendo este tipo de rosas o rosetones tan bonitos. Las rosas se forman entrando en contacto unas con otras, formando a veces, repletos "racimos" que en mineralogía se les llama agregados de yeso espático, aunque comercialmente en muchos lugares les siguen llamando selenita, o rosa de selenita.

Es muy blanda y suele ser de color arena oscura. Por su composición sería apta para usarse en la construcción, pero su contenido en arena hace inviable este uso, por lo que su interés es plenamente ornamental y/ o decorativo.

Tiene dimensiones muy variables. Existen ejemplares de pocos centímetros de diámetro y otros que pueden llegar a pesar decenas de kilos y que presentan un espectacular efecto estético.

Son de origen sedimentario, formado en ambiente evaporítico por precipitación directa de soluciones en conexión con rocas calcáreas y arcillas en depósitos evaporíticos asociados a antiguos mares o lagos salados, por hidratación directa de la anhidrita. También se puede formar en filones de yeso cuando en áreas volcánicas, cuando por acción fumarólica de aguas sulfurosas, los vapores de ácido sulfúrico reaccionan con las capas de caliza de las rocas encajantes y, también por la acción del ácido sulfúrico procedente de las piritas al actuar sobre la calcita de margas y arcillas calcáreas.

Para que se formen estos tipos de concreciones, son necesarias al menos dos condiciones esenciales: la presencia de un yacimiento evaporítico en profundidad y un clima árido. En el depósito evaporítico en profundidad, en efecto, el yeso es alcanzado por las aguas freáticas y meteóricas, lo que origina una solución de sulfato de calcio. Esta solución tiende poco a poco a ascender hacia la superficie, mediante el fenómeno físico de la capilaridad. Una vez alcanza cierto nivel, comienza a evaporarse, lo que hace cristalizar el yeso que contiene. Se forma así un agregado cristalino lenticular (es decir, una extensa lámina yesosa) en los terrenos próximos a la superficie, constituidos por arenas. Será el viento, mediante su acción excavadora sobre las arenas, el que hará emerger a la superficie el yacimiento de rosa del desierto.

Su aspecto exterior depende del desierto o lugar en donde se forman, Las hay marrones, más rojizas, grisáceas, más blancas y amarillentas. El aspecto terroso, es porque con los vientos, las finas arenas del desierto, quedan incrustadas en el yeso, formando esta capa de "rebozado" llamado “ aspecto sacaroideo”, o también, porque al cristalizar el yeso dentro de la arena porosa, al ir evaporándose el agua de las sales, éste no siempre es capaz de echar toda la arena fuera de sus cristales laminares. Se conocen más de 70 formas distintitas y se pueden encontrar por todo el mundo, en España son bonitas las rosas de Ulldemolins (Tarragona).

En ocasiones se confunde con la Baritina, que es sulfato de Bario que su nombre proviene de la Barita que es un óxido de Bario (BaO), porque ésta última a veces también cristaliza en forma de rosetas, aunque son distintas y, como puede encontrarse en desiertos de Oklahoma y en el Sáhara, comercialmente en estos lugares le hayan podido llamar Rosa del desierto también, lo que le debe de haber llevado a la confusión.










En resumen, sus propiedades fisicas son:

Sistema Cristalográfico
Monoclítico
Dureza
Muy blanda (de 1,5 a 2)
Fractura
Geométrica
Exfoliación
Laminar perfecta
Blanca
Fórmula
CaSO4·2H2O
Color
Suele ser de incolora, blanca o de color arena oscura
Brillo
Vítreo y perlino
Morfología
Cristales muy bellos parecidos a la forma de una flor
Fórmula
CaSO4·2H2O
Tipo Básico
Pétrea
Grupo
Sulfatos de Calcio
Textura
Grueso y Rasposo, aunque tiene un tacto suave y más cálido que el cuarzo debido a su baja conductividad térmica
Densidad
2.32 g./cm.3
Propiedades
La forma típica de presentarse es en macla punta de flecha o como un amasijo lenticular
Usos
Componentes de pinturas, esmaltes y vidrios

La Leyenda de la Rosa del Desierto
Son tantas las cualidades y la belleza de la rosa del desierto que llegó a inspirar una sencilla leyenda que dice que hace mucho tiempo un explorador descubrió por primera vez la rosa del desierto, ese mineral tan extraño que era muy hermoso, que decidió hacer un estudio acerca de él, después de salir del desierto andaba muy débil y fue llevado al hospital.

Tres días después un joven interesado por ese mineral decidió hacerle una entrevista sobre la rosa del desierto.

El explorador le dijo las características del mineral: la densidad es relativa, es de color blanca o incolora tiene mucho brillo y es muy pesada. El joven se despidió y le dijo que cuando tuviera su edad quería ser como él.

El señor ya murió y el joven también pero le contó a su hijo la leyenda para que se la dijera a su hijo y así sucesivamente, no se ha sabido más de la rosa del desierto.

El Poder Energético de la Rosa del Desierto
Las piedras, gemas  y minerales son llaves que podemos utilizar para abrir nuestro potencial como seres humanos. Expanden nuestra energía y nos ofrecen posibilidades curativas insospechadas. Nos hacen estar en armonía con los poderes creadores de las piedras, con nosotros mismos, con la Tierra y con el Universo.

El poder de las piedras comenzó cuando los primeros seres humanos sintieron alguna fuerza o poder de atracción en su interior. Inicialmente fueron usados como amuletos para desviar el mal.

El ser humano, además de un cuerpo físico, posee otros cuerpos energéticos mucho más sutiles que no pueden ser apreciados por nuestra visión actual. Estos cuerpos son:

- Vital o Etérico: Proporciona la actividad y vitalidad al cuerpo físico.
- Astral o Emocional: Genera nuestros deseos, sentimientos y emociones.
- Mental: Donde se originan todas nuestras ideas y pensamientos.

El principal uso que se le da a la rosa del desierto es el de generador de energía psíquica. Esta gema estimula la percepción telepática y es excelente para el tratamiento de la ansiedad, enseña a moderar las pasiones, aportando dulzura y fortaleza para hacer frente a situaciones difíciles, lo que la hace ideal para el tratamiento de cuadros depresivos y en crisis de ira. Ayuda a disolver las "programaciones" autoimpuestas que han estado operando en nosotros durante mucho tiempo, liberando el "programa" y ayudando a encontrar el sustituto adecuado a éste. Puede usarse para fortalecer las afirmaciones de nuestros propósitos.

Además, la rosa del desierto, puede ayudarnos a lo siguiente:

- Aliviar dolores de espalda, especialmente lumbalgias.
- Vencer el estrés, enfermedades nerviosas y mentales.
- Alejar la negatividad y los resentimientos.
- Vencer los celos y la envidia.
- Despertar en nosotros el don de la creatividad.
- Vencer los complejos de inferioridad o timidez.
- Prevenir problemas de riñón, aparato reproductor y urinario.
- Resolver problemas de relación social que nos impiden relacionarnos cordialmente con los demás.
- Aliviar dolores e infecciones que originan los cálculos en la vesícula y riñón.
- Vencer problemas mentales o psicológicos, especialmente depresión y neurosis.
- Fortalecer el poder y la fuerza de voluntad.
- Vencer pensamientos pesimistas.
- Aliviar enfermedades crónicas psicológicas.
- Aliviar dolores producidos en las extremidades por mala circulación, artrosis o artritis.
- Aumentar la concentración y conseguir el equilibrio físico, psíquico y espiritual.
- Aumentar la creatividad.
- Eliminar miedos, temores, angustia y ansiedad.
- Eliminar la tristeza y la depresión, potenciando el equilibrio mental, la memoria y la inteligencia.
- Protección del aura, impidiendo que espectros astrales se adhieran a ella.
- Mejorar enfermedades digestivas.

Para que surtan efecto estos beneficios es indispensable tenerla cerca, pues su poder alcanza un perímetro de 90 cm. Para preservarlos en buen estado, los ejemplares deben protegerse del polvo y nunca deben lavarse con agua caliente debido a la fácil exfoliación del yeso.


FUENTES:


8 comentarios:

  1. Se puede poner en agua y enguagarse con ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante en este caso, no es la forma; sino el FONDO.

      Eliminar
  2. INTERESANTE LO DE SUS PROPIEDADES QUE SON MUCHAS. YO LA CONOCÍ POR CASUALIDAD Y ME LLAMÓ MUCHO LA ATENCIÓN Y VEO QUE MEHARA BIEN

    ResponderEliminar
  3. Hola, Kristyle.

    El precio de una rosa del desierto puede variar considerablemente, pudiendo ir desde unos 5,00 € las más pequeñitas, hasta superar los 300,00 ó 400,00 € en función de su tamaño.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Natalio.

    Como decía la inicio del post y, como su propio nombre indica, la rosa del desierto se encuentra en zonas desérticas, como en el Sahara (Marruecos, Tunez, Libia y Argelia), en Cochise (Arizona), Atacama (Chile), Chihuahya (México) o Formentera (archipiélago de las Islas Canarias, en España).

    Si te refieres a los establecimientos donde puedes adquirirlas en Argentina, no te puedo concretar, pero en España se pueden comprar en tiendas especializadas en cristales y minerales, en museos y mercadillos de minerales e incluso en tiendas de artículos esotéricos.

    También es posible adquirirlas por Internet, aunque el inconveniente que tiene adquirir cristales y minerales por esta vía es la imposibilidad de poder escoger nosotros directamente aquella que prefiramos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar aquí tus comentarios.